No tener un trabajo conocido y sus innumerables salidas del país fueron determinantes para que se ordene su captura. (Cornejo)
No tener un trabajo conocido y sus innumerables salidas del país fueron determinantes para que se ordene su captura. (Cornejo)

De los flashes y los sets de televisión a la cárcel. El titular del noveno Juzgado Provincial del Callao, Carlos Nieves, ordenó ayer la detención del exfutbolista Roberto Martínez al abrirle un proceso como instigador del delito de interceptación telefónica en agravio del presidente regional del primer puerto, Félix Moreno Caballero.

Fuentes judiciales revelaron a Perú21 que el magistrado tomó dicha decisión debido a que el hoy personaje de la farándula no cuenta con un trabajo conocido, por sus constantes viajes al extranjero, y por haber querido entorpecer, en más de una oportunidad, la investigación.

Este pedido había sido solicitado también por la defensa de Moreno al argumentar que existía peligro de fuga.

ANTECEDENTESSegún la apertura de proceso, Martínez –quien durante el presunto ilícito se desempeñaba como gerente de Servicios Sociales de la Municipalidad Provincial del Callao– se habría confabulado con Ernesto Torres Córdova, exgerente de Análisis de la Información del municipio de Ventanilla, para interceptar las llamadas del 'Gato', como era conocido el presidente regional del puerto chalaco.

Torres Córdova ha sido incluido también en el autoapertorio como autor del delito de interceptación telefónica.

Es más, la acusación penal señala que el "chuponeo" vendría de mucho tiempo atrás debido a que Martínez, ante la ausencia de su "socio" –al haber sido detenido por tenencia ilegal de armas– habría coordinado el 'chuponeo' con el primo de este, Marcos Ancieta Colona.

Es justamente Ancieta Colona quien grabó al exfutbolista cuando presuntamente se comunicaba por teléfono con el alcalde de la Municipalidad Provincial del Callao, Juan Sotomayor, para informarle que iba a continuar las interceptaciones al 'Gato' (Moreno).

Según las grabaciones difundidas por Canal 4, el exdeportista se comprometía con el primo de Torres Córdova de mediar, a través de contactos, para que en un plazo de 20 a 30 días su familiar logre su libertad.

"Él (Roberto Martínez) dice conocer al hermano del fiscal de la Nación (…) se compromete a interceder en favor de Torres. Que él había establecido los contactos para lograr su libertad, pero esto implicaba un costo", señala la acusación penal.

MANTIENEN SILENCIOAl respecto, Edward Sánchez Rozas, abogado del exfutbolista –quien ha preferido no declarar a la prensa– sí se ha manifestado a través de las redes sociales, vía Twitter.

El letrado expresó su rechazo al dictamen judicial que ordena la detención de su patrocinado. Según argumentó, dicha resolución judicial no cumplía con los requisitos exigidos por ley.

"No existe peligro de fuga. Detención, una lástima. Una raya más para una administración de justicia caracterizada por excesos", señaló en su cuenta personal.

Días atrás, Martínez también había asegurado que no fugaría del país. Ello, en respuesta al pedido de detención solicitado por la defensa de Félix Moreno.

"Tienen todo el derecho de pedir lo que quieran. No me voy a fugar, no lo haría jamás. He acudido a todas las citaciones", aseguró Martínez, quien, hasta el cierre de esta edición, se encuentra como no habido.

DATOS

- El 25 de marzo de 2012 un reportaje difundido por Cuarto Poder reveló una red de espionaje en la región del Callao.

- En dicho informe periodístico Roberto Martínez fue grabado planeando ayudar a Ernesto Torres, quien se encontraba en prisión.

- Aunque la nota periodística revelaba que el presidente regional del Callao, Félix Moreno, era una de las víctimas, se conoció también que se habían interceptado las llamadas de Edwin Flores Torrejón, ex presidente ejecutivo del Fondo Municipal de Inversiones del Callao, FINVER- Callao.

- La denuncia motivó la destitución del exjugador del cargo de Gerente de Servicios Sociales de la Municipalidad Provincial del Callao.