Infanta Cristina y su esposo. (EFE)
Infanta Cristina y su esposo. (EFE)

MADRID (EFE).– En un hecho sin precedentes, la infanta Cristina, hija menor del rey Juan Carlos, deberá comparecer ante el juez que investiga el presunto desvío de fondos públicos en el que está implicado su esposo, Iñaki Urdangarin.

La Corona española mostró su "sorpresa" por "el cambio de posición" del juez José Castro, instructor del caso, al haber decidido imputar a la infanta. Sin embargo, la Fiscalía anunció que presentará un recurso de amparo.

La declaración de Cristina está prevista para el próximo 27 de abril, en el marco de la causa que investiga el presunto desvío de más de 6 millones de euros (unos 8 millones de dólares) de fondos públicos a través del Instituto Nóos.