Los realitys se han vuelto rentables para famosas estrellas de la música. De un tiempo a esta parte, destacados cantantes son jueces de programas internacionales y cobran cifras millonarias por calificar a nuevos talentos.

Una de las mayores beneficiadas fue la cantante Jennifer López, quien cobró US$12 millones a la cadena Fox para ser jurado del reality American Idol. Siempre cauta para dar su veredicto a los participantes, la sexy artista brilló en el reality y se ganó el respeto de sus colegas. Ella fue reemplazada por Mariah Carey, quien pidió más dinero y cobró US$18 millones en la siguiente temporada. Ese mismo monto recibió el líder del grupo Aerosmith, Steven Tyler, quien más se dedicó a hacer extravagancias en el programa, como coquetearle a J.Lo y vestirse de mujer.

PAGA DERECHO DE PISOA pesar de que es una de las mayores exponentes de la música en su natal México, la cantante Paulina Rubio aún necesita ganar popularidad en Estados Unidos y solo aceptó cobrar US$1.5 millones para ser jurado del reality The X Factor en su segunda temporada. Pero Demi Lovato, quien recibió US$1 millón en la anterior temporada, ahora gana US$2 millones más y se convirtió en la mejor pagada del programa. Teniendo a Lovato, Rubio y Kelly Rowland –quien gana menos dinero–, la cadena Fox y el productor Simon Cowell se ahorraron el gigantesco salario de US$15 millones que pidió Britney Spears por participar en la temporada pasada. Por cierto, Cowell gana US$75 millones al año por producir y ser jurado de los principales realitys en EE.UU. e Inglaterra.

LA MEJOR PAGADAAunque recién incursiona en este rubro, la cantante colombiana Shakira fue la mejor pagada del reality The Voice al recibir US$12 millones de salario. Los directivos de la cadena NBC decidieron que la intérprete ganara más dinero para captar la atención del público latino de EE.UU. y garantizar un buen rating. Esta situación mortificó al resto de jurados, como los cantantes Usher y Adam Lavine (del grupo Maroon 5), ya que solo recibieron US$7 y US$6 millones, respectivamente.