notitle
notitle

Pocos ministros van a ser más nefastos en la historia que Eleodoro Mayorga, que va a sobrepasar aún más como nocivo al récord de Jorge González Izquierdo, ese falso actual "gurú" económico que cuando fue ministro fujimorista frenó las privatizaciones y redujo la creación formal de empleo al elevar el costo del despido (encima vía una fe de errata…). Al margen de que en un país normal Mayorga hace rato que estaría fuera del cargo por la cantidad de cruces de intereses denunciados, este señor nos está armando unas burradas que nos van a costar miles de millones de dólares en el futuro.

La primera de ellas es este carísimo "overhauling" de la refinería de Talara: el Estado le va a meter más de US$3 mil millones a esa cafetera vieja para una actividad tan marginal como refinar cuando esos recursos se deberían destinar a mil cosas más urgentes en este país pobre. Luego el Estado se va a embarcar en un gasoducto al sur de US$7 mil millones –la polémica constructora brasileña Odebrecht va a ser la más beneficiada aquí tras ganar ese concurso que la tuvo como el único postor…– cuando la baja de la demanda eléctrica local, la incertidumbre de una petroquímica viable y la caída estructural del precio internacional del gas por la revolución del "shale" lo hace aún más absurdo (leer "Futuro Gaseoso" en Semana Económica-1456), al menos que se diga la verdad: ese ducto es para Chile, el único demandante sureño que justifica tamaña inversión. Y ahora Mayorga ha resucitado al siempre desastroso Petroperú en explotación y lo está intentando en exploración… ¡Este neovelasquista nos va a costar unos US$10 mil millones por lo menos!