José Carlos Requena. (Atoq Ramón/Perú21)
José Carlos Requena. (Atoq Ramón/Perú21)

El Gobierno sufrió una nueva baja. El ministro de Economía y Finanzas (MEF), , perdió la confianza del Congreso y, tras ello, firmó su carta de renuncia. Las implicancias de esta decisión en el análisis de José Carlos Requena.

¿Cayó el ministro más importante de Pedro Pablo Kuczynski (PPK)?Creo que es un ministro que ha estado cerca desde la campaña. Fue quien hizo el plan de gobierno y, además, tienen bastante cercanía personal. De tal manera que es un golpe duro para el presidente.

Carlos Bruce dijo que Thorne hizo las cosas bien en el sector. ¿Cree que hubo avances?Yo me eximo de comentar eso porque creo que los economistas sabrán decir mejor cuál fue su desempeño. En lo que concierne a desempeño político, creo que había empezado a acomodarse al puesto después de un inicio un poco errático, pero todo esto se aborta por los problemas que enfrentó por el audio. Recordará usted que el presidente PPK pensaba tenerlo como ministro los cinco años (de su gobierno).

¿Se justifica, por el desempeño político del ministro, que el Congreso le haya retirado la confianza?Yo creo que las acusaciones que se le hacían eran algo desproporcionadas. Creo que tuvo un comportamiento erróneo en la reunión con el contralor, cosa que el propio ministro ha reconocido, pero terminó yéndose por sus propias acciones.

¿Por qué es desproporcionada la actitud del Congreso con Thorne? Incluso no han descartado plantear una acusación constitucional.Yo digo lo de desproporcionado porque el tratamiento que se le está dando al contralor es bastante ligero en comparación con la severidad con la que se ha tratado a Thorne. Si se da la acusación constitucional, ya veremos cómo enfrenta esta situación.

¿Qué sensación le deja que cuando Thorne se presentaba en el Congreso, el presidente señalaba que ya tenían plan B?Esa fue una metida de pata del presidente, yo no sé si con intención o sin ella, pero demuestra los desencuentros o la falta de comunicación que hay al interior del Ejecutivo. Creo que este gabinete está sufriendo de una falta de dirección política, que es la que le trae todos estos problemas. No olvidemos que quien empieza toda esta cuestión sobre Chinchero no es el fujimorismo, es Acción Popular.

¿Quién debería ser ese "plan B" del que habló PPK? ¿Un congresista?Es inusual la situación que ha afrontado Thorne. Los ministros de Economía han estado, por lo general, alejados de este tipo de acusaciones o apuros. Yo presumo que quien lo suceda tendrá un perfil similar a él, es decir, tecnocrático. Dudo que entre los congresistas haya alguien que cumpla con eso. Quizás Mercedes Aráoz, pero quien decidirá eso es el presidente.

¿Por culpa de quién no hay una adecuada dirección del gabinete ministerial, de Fernando Zavala o PPK?Yo no diría que es por culpa de alguien sino que es responsabilidad del presidente del Consejo de Ministros plantear una dirección con la que el presidente esté de acuerdo y enrumbar en base a ese norte. Eso me da la impresión que ha faltado en estos 10 u 11 meses (de gobierno), y cada vez se hacen más evidentes.

¿El premier no ha tenido un buen desempeño?Yo creo que lo suyo no es lo político y es lo que se requiere en este momento. Fernando Zavala tiene un perfil muy parecido al del presidente y la negociación política no es lo suyo.

¿Es factible o complicado que en julio el presidente decida cambiarlo?Yo entendí hace algunas semanas que el cambio era inminente, pero pareciera que esto se ha revertido, así que no debería sorprendernos que los cambios se hagan en otro nivel, reforzando otras carteras, manteniendo a Fernando Zavala.

¿Eso sería un error?Yo creo que sí. Creo que el principal pasivo que tiene el Ejecutivo es la acción de un premier de corte no político. Usted recordará que desde 2001 los primeros ministros que han brindado mayor estabilidad fueron los que tenían experiencia política porque enfrentaban con cierto éxito la presión del Congreso. Me refiero a gente como Pedro Cateriano, Luis Solari, Carlos Ferrero, Jorge del Castillo, Javier Velásquez Quesquén…

¿Qué balance hace de la gestión del ministro del Interior, Carlos Basombrío, que fue interpelado ayer?Creo que ha demostrado ciertos resultados y, la verdad, el pliego interpelatorio hace preguntas bastantes excesivas. Digamos, en 11 meses no puedes solucionar un sector que estaba completamente abandonado. Creo que tuvo otros momentos erráticos más fuertes.

¿Como cuáles?El que recuerdo más, con indignación, es esta acusación al ciudadano que salió del cine luego del incendio en Larcomar. Incluso le puso precio a su cabeza. Fue muy grave, no para una censura, pero sí para unas preguntas más severas desde las organizaciones de derechos humanos y la oposición. Ahora está mostrando más resultados después de tener un inicio errático, como lo de Larcomar o lo de los escuadrones de la muerte.

Autoficha:

  • "Soy socio principal de 50+1, magíster en Humanidades por la North Carolina State University, magíster en Historia por la PUCP y comunicador social por la UNMSM. Fui editor de Regiones en El Comercio. He trabajado para IDEA, PNUD, Banco Mundial, entre otros".
  • "Creo que Kenji Fujimori está buscando tener un espacio propio dentro de la bancada. El hecho de que utilice las palabras 'leones', 'circo' (para referirse al Congreso), es claramente una posición crítica a lo que hemos visto ayer en el Pleno".
  • "Lo que haga o diga cualquier congresista (Mercedes Araoz al invitar a Keiko Fujimori al diálogo) sin autorización del Ejecutivo origina la posterior desautorización del mismo. Eso se ve feo. Por último, si no estás de acuerdo, debes encontrar la manera de matizar lo que se dijo".