Sigue actualizado en nuestra APP

JFK: 50 años del magnicidio

Para muchos estadounidenses, John F. Kennedy ha sido uno de los mejores presidentes de su historia e ícono de las aspiraciones y esperanzas de Estados Unidos.

(Internet)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Han pasado 50 años y el magnicidio de John F. Kennedy ocurrido el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas, sigue sin resolverse. Según un reciente sondeo, el 60% de estadounidenses cree que fue una conspiración mientras que un 24% cree que el francotirador Lee Harvey Oswald actuó por cuenta propia, y el 16% no está seguro del móvil.

Una semana después del asesinato del trigésimo quinto presidente de Estados Unidos y el primer católico demócrata en llegar a la Casa Blanca, su sucesor Lyndon B. Johnson creó la Comisión Warren para investigar el caso, la cual concluyó que Oswald actuó solo, pero sus conclusiones dieron pie a que se instale la polémica y surjan numerosas teorías conspirativas.

En 1976, el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos fue creado para investigar el asesinato de JFK y el de Martin Luther King. Sus indagaciones duraron hasta 1978, y en 1979 emitió el informe final, el cual concluyó que Kennedy fue asesinado como resultado de una conspiración, aunque no identificó a los involucrados. También estableció que fueron cuatro disparos los realizados contra JFK. Diferentes versiones culpan a los servicios secretos, a la CIA, al FBI, a anticastristas, sindicatos nacionales del crimen organizado, entre otros.

EL DISCURSO QUE HIZO QUE LO MATARANDamas y caballeros:

La misma palabra "secretismo" es repugnante en una sociedad libre y abierta. Y estamos como colectivo, inherente e históricamente opuestos a sociedades secretas, juramentos secretos y procedimientos secretos.

Para los que nos oponemos en todo el mundo a una conspiración monolítica y despiadada la cual depende de la codicia para expandir un temor infundido a sus influencias, en la infiltración en lugar de la invasión, en la subversión en lugar de las elecciones, en la intimidación en lugar de la libre elección.

Se trata de un sistema que ha reclutado gran cantidad de recursos materiales y humanos en la construcción de una bien unida y eficiente máquina que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas.

Sus preparaciones se ocultan, no se publican.

Sus fallos se entierran, no son titulares.

Sus disidentes son silenciados, no alabados._No se cuestionan sus gastos, ningún secreto es revelado._

Esto es por lo que el legislador ateniense Solón decretó como crimen que cualquier ciudadano se encogiese ante la controversia.

Les pido a ustedes su ayuda en la gran tarea de informar y alertar a la gente de América, con la confianza de que con su ayuda, el hombre pueda ser lo que nació para ser: Libre e Independiente.

POLÉMICASUna de las cuestiones que mayor controversia suscita es si Oswald actuó solo en el asesinato o si había otros tiradores que también participaron ese día. Las ideas de conspiración también toman fuerza debido al pasado de Oswald, que aparece vinculado tanto a la Unión Soviética y al partido comunista, como a los servicios secretos estadounidenses. El tercer punto de las conclusiones de la comisión también ha suscitado polémica al hablarse de la "bala mágica", dada la inverosímil trayectoria que, según los escépticos, debió seguir el proyectil para causar heridas en tanto en Kennedy como en Conelly.

LÍNEA DE TIEMPO: 22 DE NOVIEMBRE DE 196311:40 a.m. JFK llega en el Air Force One a Dallas y aterriza en el aeropuerto Dallas Lovefield tras un vuelo de tan solo 5 minutos desde Fort Worth, donde el presidente había asistido a un desayuno.

11:50 a.m.La comitiva abandona el aeropuerto y recorre las calles de Dallas. En la limosina presidencial descapotada viajan, además del presidente de EE.UU. y la primera dama, el Gobernador de Texas John Conally con su esposa y dos agentes del Servicio Secreto.

12:30 p.m.La comitiva entra en Dealey Plaza y la limosina reduce considerablemente la velocidad para realizar un giro de 120 grados en la esquina de Houston Street con Elm Street. Al pasar frente al edificio del Almacén de Libros Escolares se oye un disparo. El presidente deja de saludar al público. Acto seguido se escucha otro disparo que hiere a Kennedy en la garganta. El gobernador Conally también es herido. Tras unos segundos de incertidumbre, la multitud enmudece. Kennedy yace inclinado hacia delante en el asiento trasero de la limosina. La señora Kennedy acerca su cabeza a la de su marido aún sin comprender lo que está ocurriendo. Un tercer disparo da en la cabeza de Kennedy, haciendo que parte de su cerebro salga despedido. La señora Kennedy reacciona saltando hacia la parte trasera de la limosina. El agente del Servicio Secreto Clint Hill consigue alcanzar el maletero del automóvil, pero ya es demasiado tarde para proteger al mandatario.

12:43 p.m.El presidente Kennedy es ingresado en el Hospital Pakland.

13:00 p.m.Malcolm Killduff, asistente del secretario de Prensa del Presidente, anuncia oficialmente el fallecimiento de Kennedy.

13:50 p.m.Lee Harvey Oswald, francotirador que disparó contra JFK, es detenido.

Ir a portada