Versión no favorece a familia. (AFP)
Versión no favorece a familia. (AFP)

La segunda esposa del 'Rey del Pop', Debbie Rowe, declaró en el juicio que la familia de Michael Jackson enfrenta con la promotora AEG Live por, supuestamente, haber sido la causante de su muerte.

Ella asegura que cuando dejó al cantante, en julio de 1997, él no era un adicto "sin control" pues fue a rehabilitación y estaba abierto al tema.

Según el portal TMZ, Rowe dijo que Michael Jackson era adicto a los medicamentos 12 años antes de que muriera y que, al menos dos veces, en los 90, abusó de una sustancia similar al Propofol, pero que, cuando estuvo con él, nunca lo vio usar ningún fármaco.