Coche bomba en frontera. (AP)
Coche bomba en frontera. (AP)

JERUSALÉN (Reuters).– Israel quiere ver derrocado al presidente sirio Bashar al-Assad, sostuvo el embajador israelí en Washington, en un giro en la posición pública del Estado judío sobre la guerra civil en el país vecino.

Incluso el triunfo de los rebeldes alineados con Al Qaeda sería preferible antes que la actual alianza de Siria con Irán, archienemigo de Israel, manifestó el embajador Michael Oren al diario Jerusalem Post.

El derrocamiento de Assad también debilitaría la alianza con Irán y Hezbolá, dijo Oren.

Israel –considerado el único país de la región con arsenal atómico– ha evitado cualquier amenaza directa de Siria, pero le preocupa que una política débil de Occidente hacia Assad pueda envalentonar a Irán.

De otro lado, la frontera entre Siria y Turquía sigue calentándose luego de la explosión de un coche bomba que dejó 15 heridos. Además, el último lunes, un helicóptero sirio fue derribado por Turquía al haber violado su espacio aéreo.