notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.Mercadogcastagnola@peru21.com

Un tema recurrente en el gasto público es el de la infraestructura que se construye y que, luego, no recibe el mantenimiento apropiado ya sea por negligencia o por falta de presupuesto. Lo ocurrido con el puente de la avenida Universitaria ilustra este caso: por descuido no se limpió el cauce del río Rímac (parte del mantenimiento usual de los puentes) –cosa que hubiera costado pocos miles de soles al año–, quedó inhabilitado y ahora hay que construir otro. Este nuevo puente costará S/.4 millones más el tiempo que pierden los automovilistas y los pasajeros por el mayor tiempo de transporte en estos seis meses de caos. Esta historia se repite en infraestructura de carreteras, educación, salud, etcétera. Las alianzas público-privadas son una solución: usualmente, las concesiones involucran la construcción y el mantenimiento de la obra. Pero también pueden diseñarse contratos de solo mantenimiento, a largo plazo, que evitarían la repetición de estas historias.