notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.Mercadoeferreyros@peru21.com

Es cierto que debemos facilitar la asociación de las PYME, promover su acceso al financiamiento y destrabar las trabas burocráticas para su formalización. Sin embargo, no podemos dejar de lado la innovación en las empresas y la promoción del Estado mediante nuevas leyes y regulaciones que fomenten, den libertad, facilidad y oportunidades para el desarrollo de negocios innovadores. Hay esfuerzos del Estado, como el FINCyT, que tiene US$100 millones para promover la competitividad mediante el fortalecimiento de capacidades de investigación e innovación tecnológica y la promoción de la articulación entre empresa, universidad y Estado, iniciativa interesante, pero por qué no decidir ser líderes en la región. No se ve como prioritario, pero lo es.