Intereses lesivos para el país

Odebrecht

Odebrecht busca impugnar las multas impuestas por México. (Foto: EFE)

Odebrecht busca impugnar las multas impuestas por México. (Foto: EFE)

Editorial Perú21
Editorial Perú21

Un congresista se planta frente a la Embajada de Brasil. Protesta contra el acuerdo de delación entre la Fiscalía y Odebrecht. Su reclamo se reviste de una aparente defensa de los intereses del Perú: que el acuerdo no se concrete para que la empresa brasileña pague una indemnización mayor.

Se ha enfrascado en una lucha para tumbarse el tan comentado y ahora filtrado convenio. Hablamos del parlamentario no agrupado Roberto Vieira, ex miembro de PpK.

¿Qué busca Vieira, así como otros políticos y opinantes que comparten esa posición? Nos inclinamos a pensar que no es en realidad una mejor indemnización. Más bien, todo indica que quieren bloquear y paralizar el trabajo del equipo especial de la Fiscalía que sigue el hilo de la madeja que permita dar con todos los grandes que se dejaron corromper por Odebrecht.

Pero no solo por obra y gracia de la firma brasileña. No olvidemos los entripados de los casos que vieron Los Cuellos Blancos del Puerto. ¡Qué más lesivo que eso!

Aunque lo ha negado, Vieira ha sido cercano a personajes sentenciados y hoy prófugos: el ex gobernador regional del Callao Félix Moreno y el empresario pesquero Óscar Peña Aparicio. Los dos fueron condenados por el juez Gino Delzo la semana pasada a cinco años de prisión efectiva por haber acordado la venta subvaluada de terrenos del Fundo Oquendo a favor de Inmobiliaria Estefanía, de propiedad de Peña.

El año pasado, este personaje sabía lo que se le venía, y recurrió nada menos que a Walter Ríos, el funesto ex presidente de la Corte Superior del Callao, cuya vergonzosa conducta y diálogos quedaron registrados para la historia en los audios que permitieron dar con Los Cuellos Blancos, la organización de magistrados que repartía cargos, condenas y archivamientos al gusto del cliente, literalmente.

Peña, además, es conocido por ser un empresario pesquero que a punta de medidas cautelares se hizo de una fortuna dedicándose a la pesca negra; es decir, decía que pescaba para consumo directo, pero en verdad destinaba el recurso a fabricar ilegalmente harina de pescado.

Vieira, antes de ser congresista, conocía a Peña de sus tiempos como armador pesquero y promotor de una agrupación llamada Frente Nacional de la Pesca. El parlamentario dice que no es amigo del prófugo empresario, pero cierta confianza tendrían como para posar juntos en el hipódromo, como lo muestra la fotografía que publicamos ayer.

El legislador no es el único. Hay varios interesados en traerse abajo las negociaciones. Hay muchos intereses (y fortunas) en juego. Nos queda claro lo que pretenden..

Tags Relacionados:

Odebrecht

Roberto Vieira

Ir a portada