Por unos soles más. La semana de representación solo deja satisfechos a los parlamentarios. (César Fajardo)
Por unos soles más. La semana de representación solo deja satisfechos a los parlamentarios. (César Fajardo)

Si hay alguna actividad que los congresistas desarrollan sin dudas ni murmuraciones es la llamada 'Semana de representación', por la cual reciben, aproximadamente, S/.7,500 mensuales. Sin embargo, en la práctica, los 'padres de la patria' no cumplen con las condiciones señaladas en la norma que le dio vida a esta labor.

Por su origen, esta función no es un hecho individual, sino que los legisladores deberían formar Grupos Parlamentarios por Región (GPR), aunque algunos existen.

Como lo reconocen los propios congresistas, la 'Semana de representación' fue una iniciativa del aprista Luis Alva Castro (el 15 de setiembre de 2009), cuando quería congraciarse con sus colegas, principalmente de la oposición, porque aspiraba a la reelección en la Presidencia del Parlamento.

Perú21 accedió al Acuerdo de Mesa Directiva N° 025-2009-2010, denominado 'Fortalecimiento de la Función de Representación en el Congreso de la República mediante el seguimiento de los Proyectos de Inversión Pública (PIP)'.

EN GRUPOSEl acuerdo de la Mesa Directiva señala expresamente: "Tomar las previsiones necesarias para que los congresistas, conformando Grupos Parlamentarios por Región (GPR), dispongan de cinco días hábiles al mes para el proceso de seguimiento de PIP seleccionados concertadamente y en ejecución de su distrito electoral, sin que se realicen, durante ese tiempo, sesiones ordinarias del Pleno o de comisiones o de grupos de trabajo".

Sin embargo, los legisladores no cumplen el acuerdo original y creen que su función es desarrollar actividades individuales.

Para muestra, un botón: en la última semana de representación (del 18 al 22 de marzo), el oficialista Rogelio Canches difundió una nota de prensa en la que relató que, como parte de su función legislativa, recibiría en su despacho a dirigentes gremiales del Callao. Luego, el jueves visitó la futura Casa de la Justicia del primer puerto y, con eso, justificó su semana de representación pagada.

Lo extraño es que no se puede hacer un seguimiento de las actividades de los demás parlamentarios. El portal institucional del Congreso ha retirado el enlace que permitía el acceso directo a los informes que deben presentar los legisladores tras sus respectivas jornadas de trabajo y para justificar el dinero que reciben por este concepto.

Pese a que la transparencia es una bandera de la actual gestión, en dicho portal no se ha encontrado ningún informe de seguimiento a proyectos de inversión pública.

SABÍA QUE

- El presidente del Congreso, Víctor Isla, no presenta informes desde abril del año 2012. Es decir, no lo ha hecho desde antes de que asumiera ese cargo.

- El expresidente del Legislativo Daniel Abugattás presentó, en su informe de febrero, las visitas de dirigentes de transportistas que recibió en su despacho.

- En enero pasado, el parlamentario Fernando Andrade volvió a colocar sólo su agenda de actividades.