AUTOS EN LA MIRA. Maduro sigue con política de controlarlo todo. (EFE)
AUTOS EN LA MIRA. Maduro sigue con política de controlarlo todo. (EFE)

CARACAS (AP).– El sueño del extinto presidente Hugo Chávez de aprovechar la influencia de la riqueza petrolera de Venezuela para propagar su revolución socialista en Latinoamérica se está esfumando por el peso de una crisis económica que fuerza a su sucesor, Nicolás Maduro, a reducir la generosa ayuda exterior.

Los indicios de la decreciente influencia del país se están evidenciando. A principios de noviembre, Guatemala se retiró de la alianza petrolera Petrocaribe lanzada por Chávez aduciendo que no recibió las tasas de financiación ultrarreducidas que le había prometido Venezuela cuando buscó unirse al pacto de 18 naciones en 2008. Y en recientes semanas, representantes de Brasil y Colombia han mantenido reuniones con sus colegas venezolanos para recaudar pagos pendientes por alimentos, artículos de manufactura y otras importaciones.

Aunque no es la primera vez que Venezuela se atrasa en sus pagos, la nueva mora es más severa y el panorama económico es el más incierto en los 15 años de gobierno chavista.

EL PETRÓLEOEl motivo es la dependencia del petróleo, que representa el 95% de las exportaciones. Aunque Venezuela posee las mayores reservas del mundo, la producción ha declinado, los precios mundiales del crudo están bajando, Europa padece trastornos económicos y el menor crecimiento económico de China limita la demanda mundial.

SABÍA QUE

- Nicaragua es el aliado más perjudicado de la región, ya que recibía 600 millones de dólares en transferencias anuales de Caracas. Para el próximo año, Managua tendrá que subvencionar a sus pobres sin la ayuda venezolana.

- Venezuela debe a las compañías panameñas aproximadamente 1,000 millones de dólares.