notitle
notitle

fmaestre@peru21.com

Hace ya un buen tiempo se ha empezado a hablar de las características que tiene la conducta de la mujer, subrayando que, si el hombre puede ser infiel, ella también puede serlo. Esto tiene una verdad: la mujer sí puede ser infiel, aunque los motivos son distintos a los del hombre. Así, mientras que la infidelidad masculina se debe a que el hombre busca siempre la aventura y la conquista, esto no sucede igual con la mujer. Hoy se sabe que la infidelidad femenina obedece a otros factores e implica mayores consecuencias. Un factor se debe al efecto del agotamiento del amor, pero también es cierto que hay otras razones como, por ejemplo, cuando ella siente que su corazón ha dejado de amar y que ahora iniciará una relación en serio con otra persona. También hay autores que describen que la infidelidad femenina puede originarse en el deseo de vengarse del marido infiel. Por ello, frente a casos de este tipo, hay que estudiar bien las causas y plantear un tratamiento que evite estas reacciones, pues, en todo caso, la infidelidad femenina suele traer más consecuencias (infecciones, embarazos) que en un varón.