notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

Es un tema que genera sorpresas en las parejas. Por lo general, todo aquel que se casa está seguro de que su pareja no es infiel o, si ya ha perdonado alguna pequeña infidelidad, continúa la relación con la certeza de que no pasará por un episodio igual. Pero hay personas a las que no les basta una única mujer y viven en permanente búsqueda de amantes; pese a eso, anhelan casarse. Es cierto que podemos ser víctimas de tentaciones sexuales y terminar enredados en una de ellas de manera transitoria sin que sea nuestra expectativa. Sin embargo, hay personas que buscan constantemente amantes y tienen que vivir experimentando con nuevas mujeres sin considerar que son casados y que arriesgan el matrimonio. Estas personas suelen tener incapacidad de amar muy marcada y en cada nueva aventura intentan funcionar como machos vigorosos para demostrarse que son intensos, que satisfacen a la mujer conquistada y que su funcionamiento sexual es perfecto. En el fondo, su inseguridad sexual lo acerca a un miedo a ser homosexual. Estas personas necesitan tratamiento psíquico para recuperar su seguridad.