notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopularesamariategui@peru21.com

Es más, el ministro de Fomento Alfonso Rizo Patrón hizo el ambicioso Plan Perú-Vía (1959) para complementar esto. Prado recogió estos aportes y con su premier Beltrán contrató en 1960 a la entonces líder mundial en consultoría Arthur D. Little para preparar un ambicioso plan de desarrollo industrial, que puede ser consultado en https://babel.hathitrust.org/cgi/pt?id=mdp.39015015403853;view=1up;seq=1. ¡Hay hasta recomendaciones de cómo desarrollar el turismo!

Lamentablemente, este informe fue dejado de lado por Belaunde, que sucedió a Prado tras la breve junta militar, y nadie se ocupó más de usar este valioso plan. Curioso que un derechista conservador como Prado y otro derechista liberal como Beltrán hayan sido los más interesados en "industrializarnos" cuerdamente (no como Velasco) y que ello sea tan poco conocido (y menos reconocido).

El sábado leí en La Primera que el Alto Horno de Siderperú sigue apagado tras haberse privatizado a la brasilera Gerdau. Soy liberal, pero no tonto: hay convenios de inversión que deben respetarse cuando el Estado traspasa activos a privados, más aún cuando hay convenios de estabilidad jurídica. Siderperú no fue vendida para convertirse en un gran almacén de productos traídos de Brasil por Gerdau.

Ghezzi debería investigar este asunto si quiere ser coherente con sus planes. Y mirar el viejo plan de Prado/Beltrán.