Los cuerpos de los jóvenes fueron llevados a un gimnasio cercano que tuvo que ser utilizado como morgue. (Reuters)
Los cuerpos de los jóvenes fueron llevados a un gimnasio cercano que tuvo que ser utilizado como morgue. (Reuters)

SANTA MARÍA (Agencias).– Un incendio en una discoteca de Brasil dejó al menos 233 muertos luego de que cientos de personas se abalanzaran hacia una salida de emergencia que habría sido bloqueada por la seguridad del local.

La mayoría de las víctimas eran estudiantes universitarios y murieron asfixiados por una densa humareda tóxica después de que una bengala incendiara el techo de la discoteca Kiss en la ciudad de Santa María, en el estado de Río Grande do Sul.

PUERTA BLOQUEADASegún informaron algunos testigos, los guardias de seguridad cerraron la puerta principal porque temían que la gente se marchara sin pagar su consumo. Finalmente abrieron la entrada cuando vieron que las llamas consumían el local.

El incendio ocurrió en la madrugada, cuando un integrante de una banda que tocaba en el local encendió una bengala que impactó en el techo. En apenas segundos, las llamas se propagaron.

Los sobrevivientes relataron que la discoteca se llenó de un denso humo negro, sumiendo en el pánico a las 1,000 personas que estaban en el local desde la noche del sábado. Otras 116 personas resultaron heridas y estaban siendo atendidas en hospitales de la zona.

La tragedia hizo llorar en público a la presidenta Dilma Rousseff, que interrumpió su participación en una cumbre en Santiago de Chile para volar a Santa María a acompañar a los familiares de las víctimas. "En este momento de tristeza estamos todos juntos", dijo la mandataria a los periodistas.

EL DIA MÁS TRISTEBomberos y socorristas trasladaron los cuerpos a un centro deportivo de Santa María, donde los familiares de las víctimas formaron una larga fila para reconocerlas.

"Es el día más triste de mi vida. Nunca pensé que tendría que vivir esto", señaló Neusa Soares, madre de una mujer de 22 años fallecida en la discoteca, mientras esperaba su turno para entrar a la morgue improvisada.

Las autoridades dijeron que los hombres eran más fáciles de identificar, pues llevaban sus documentos consigo.

De las 233 víctimas, 211 fueron reconocidas por sus familiares y solo 22 tuvieron que ser sometidos a exámenes de dactiloscopia para establecer su identidad, según el Instituto General de Pericias.

LICENCIA VENCIDASegún las autoridades de la ciudad de Santa María, la licencia de funcionamiento de la discoteca Kiss estaba vencida desde agosto pasado.

Sin embargo, la administración del centro de diversión no respondió a esta acusación y, a través de un comunicado, lamentó el incidente e informó que sus trabajadores están "debidamente entrenados y preparados para cualquier situación de contingencia".

De otro lado, la banda musical Gurizada Fandangueira, supuesta causante del devastador incendio, podría ser acusada de homicidio imprudente, según informó un jefe policial a cargo del caso.

ANTECEDENTES

- En Lima, el 29 de julio de 2002, un incendio en la discoteca Utopía causó la muerte de 29 personas y dejó 100 heridos. El siniestro ocurrió luego de un espectáculo pirotécnico realizado en una de las barras del club nocturno. Los familiares han pedido que se reabra el caso.

- En Buenos Aires, el 30 de diciembre 2004, durante un concierto de rock, 193 personas murieron y más de 700 resultaron heridas en un incendio en la discoteca República Cromañón, cuando una bengala lanzada desde el público prendió fuego en el techo del centro de diversión.