ARSENAL EXPLOSIVO. Material altamente peligroso se encontraba en 52 sacos. (José Caja/USI)
ARSENAL EXPLOSIVO. Material altamente peligroso se encontraba en 52 sacos. (José Caja/USI)

Más de una tonelada y media de nitrato de amoniaco (anfo), un arsenal explosivo capaz de hacer volar dos edificios, fue incautada en una vivienda abandonada de San Juan de Lurigancho. La Policía detuvo al dueño del inmueble.

La intervención se efectuó la noche del sábado último en un predio de Jicamarca, a la altura del kilómetro 10 de la Vía Río Seco (por la carretera Panamericana Norte).

El anfo se encontraba dentro de 52 sacos, camuflados en un ambiente del inmueble. En la intervención se detuvo al propietario de la vivienda, identificado como Willy Mosquera (34), quien negó tener vinculación con el peligroso material.

El sujeto continuará detenido mientras duren las indagaciones.

SIGUEN EL RASTRODebido a la fuerte carga incautada, la Policía maneja dos hipótesis. Se investiga si el anfo iba a ser usado para perpetrar acciones subversivas o en la extracción informal de minerales.

Según el coronel PNP Teófilo Marino, jefe de la División Territorial Norte de Lima, que estuvo a cargo del operativo, es "poco común" encontrar esta clase de explosivos en dicha zona.

"Como se recuerda, el anfo era utilizado en los años 80 y 90 por grupos terroristas para cometer atentados con 'coches bomba'", dijo.

No obstante, refirió que también podría provenir del tráfico de explosivos destinados a la minería informal. Esto porque con la detonación de nitrato de amoniaco se hacen excavaciones.

El material explosivo fue trasladado a la comisaría de El Progreso, donde se procedió con su destrucción.

SABÍA QUE

- La mezcla del nitrato de amonio con un combustible sirve de explosivo para demoliciones.

- En 1992, se comprobó el uso de 600 kilos de este insumo en el atentado ocurrido en la calle Tarata, en Miraflores.