Impunidad sin límites

“La impunidad en el Congreso se negocia fuera y dentro de casa. La justicia vale un voto a favor de los intereses de la mayoría. Y los congresistas culpan a la prensa por el rechazo masivo que despiertan entre la ciudadanía”.

PLeno

El Pleno del Congreso aprobó la 'Ley Mordaza' con el voto en bloque de Fuerza Popular y apoyos aislados de congresista no agrupados y de APP. (Perú21)

Impunidad sin límites. (Perú21)

Peru21

Cecilia Valenzuela
Cecilia Valenzuela

Dribleando, esquivando, burlando a la justicia. Así pasan los días, los meses, cinco años, los congresistas que son requeridos por el Poder Judicial, protegidos por la inmunidad parlamentaria. Ninguno responde por sus fechorías.

El último escándalo ha sido el de Richard Acuña, comprendido, junto con su hermana Kelly, en una misma investigación fiscal por uso de documentos públicos falsos, falsedad ideológica y fraude. La hermana ha terminado acusada por la Fiscalía Provincial de La Libertad y podría ser sentenciada a ocho años de cárcel, pero el congresista, protegido por sus colegas de la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria del Congreso, se ríe de la Corte Superior de Trujillo y se va a Rusia a ver el Mundial.

El 27 de mayo de 2017, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, solicitó al Congreso levantar la inmunidad del congresista Richard Acuña para que sea investigado sin restricciones. La comisión nunca le dio quórum a la solicitud de la Corte Suprema, pateándola hasta mejor oportunidad. Sus integrantes, mayoritariamente de Fuerza Popular, sabían que Acuña era una pieza que debía guardarse.

El 21 de marzo, el Gobierno observó la ‘Ley Mordaza’ y la devolvió al Congreso con un proyecto alternativo que fujimoristas y apristas se negaron a considerar. El 23 de marzo, el Gobierno cambió de presidente y Martín Vizcarra asumió el cargo.

Y el momento para atender la solicitud de levantamiento de inmunidad de Acuña había llegado: el fujimorismo y el Apra tenían dividida a la alianza que inicialmente respaldaba al gobierno de PPK y un nuevo y debilitado Ejecutivo. Todo estaba listo para lanzarse contra la prensa y aprobar la ‘Ley Mordaza’.

El 3 de abril, César Acuña y Joaquín Ramírez se reunieron en La Tiendecita Blanca. Una fuente que prefiere no ser identificada refiere que fue Joaquín Ramírez quien llamó a César Acuña para tomar un café y que fue en esa reunión donde el papá de Richard Acuña se enteró de que Fuerza Popular, la mayoría en la Comisión de Levantamiento de Inmunidad, estaba dispuesta a salvar a su hijo.

El 13 de junio, la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria aprobó declarar improcedente el pedido del Poder Judicial para levantar la inmunidad de Richard Acuña. El predictamen que recomendaba la improcedencia del pedido del Poder Judicial se aprobó por unanimidad.

El 14 de junio, Richard Acuña votó a favor de la ‘Ley Mordaza’ impulsada por el Apra, su acérrimo rival político en Trujillo. Su voto estuvo acompañado por el de su colega de bancada, Edwin Donayre, y Marisol Espinoza, también de APP, votó en blanco.

La impunidad en el Congreso de la República se negocia fuera y dentro de casa. La justicia vale un voto a favor de los intereses de la mayoría. Y los congresistas culpan a la prensa por el rechazo masivo que despiertan entre la ciudadanía.

Ir a portada