Aunque imposible, feliz 28

“Resulta impertinente que el actual ministro de Justicia quiera ser la ley. Dijo alegremente y con torpeza que el fiscal de la Nación debe renunciar”.

Palacio de Gobierno

Abogada iniciaba funciones hoy, que se deja sin efecto su designación.

(Perú21)

Mariella Balbi
Mariella Balbi

El gobierno humalista nos trajo inestabilidad política con la reelección conyugal, las agendas y la corrupción. El de PPK fue otro ‘despelote’: el contrato de Chinchero, enfrentamientos, odiosidades, Lava Jato, vacancia y compra de votos. Creímos que con Martín Vizcarra las aguas volverían a un nivel mínimo. Craso error y ciega ingenuidad.

Los ‘Mamanivideos’ fueron asquerosos y venales. Mostraron al Ejecutivo comprando conciencias. Se ofrecía almuerzo con PPK y ‘pousse’ café con el ‘Chino’. Nos volvieron amnésicos y tolerantes. Pocos se horrorizan por el reparto de puestos estatales visto, menos por la compra y venta en que se convirtió la política.

Los audios escuchados recientemente son también ominosos. Se centran, básicamente, en el ex presidente de la Corte Superior del Callao y en un vocal supremo. Un tráfico de influencias repulsivo. No hay audios de fiscales, enfilándose la atención a los políticos odiados por un sector del país.

De quedar ahí, diríamos que continuamos en una encendida y dañina polarización. Pero el uso interesado de los audios sigue un rumbo claro: la interrupción del orden constitucional. Como si con adelanto de elecciones, Asamblea Constituyente o cierre del Congreso consiguiéramos algo.

Resulta impertinente que el actual ministro de Justicia quiera ser la ley. Dijo alegremente y con torpeza que el fiscal de la Nación debe renunciar. Su parecer... ¿y?, papas con ají, es un ave de paso. Contradictoriamente, el premier declara ser respetuoso de la institucionalidad. Estamos ante un ping-pong indeseable.

Agregó el ministro estar por una Asamblea Constituyente, seguramente porque el Congreso no le convence. Nunca lo escuchamos decir ni pío como parlamentario. Tampoco descartó un adelanto de elecciones, difícilmente avalado por el presidente o por Villanueva. Encima pide anular el indulto a Fujimori.

Lo más desopilante son las declaraciones del titular de Justicia días antes de juramentar. Se despacha sobre las poquísimas cualidades del premier. O sea, han colocado a un Frankenstein. ¿Sabía de esto el Ejecutivo? Mejor hubiera buscado un ministro en el Frente Amplio. Amén de su irregular paternidad. Respetamos la discreción pedida por su hija, pero ella buscó públicamente el reconocimiento; además, se dice que el ministro tiene tres procesos por alimentos.

De haber sido un aprista, un ‘apepista’ o un ‘fujimorista’, escucharíamos el más encendido discurso de respeto para las mujeres. En fin.

La pregunta es: ¿el presidente Vizcarra está siendo arrinconado por un sector poco democrático, que busca tumbarse a quien no le va? Se amenaza con los audios como mono con metralleta. ¡Feliz 28! No se pierda el chupe de pescado del Kapallaq. Aliviador.

Tags Relacionados:

Fiestas Patrias

Leer comentarios ( )

Ir a portada