notitle
notitle

Grecia, con una deuda pública de 240 mil millones de euros (USD 275 mil millones) y 25% de desempleo (50% en jóvenes), podría ser gobernada por Alexis Tsipras, del partido Syriza. Ello implicará un profundo cambio, particularmente en las política de excesiva austeridad fiscal impuesta por el FMI, BCE y la UE, que ha sumido a Grecia en una crisis brutal. Europa, que pudo financiar a Grecia hasta llegar a estos niveles ahora impagables, ya se ha tenido que enterar como la corrupción política y un supuesto "estado de bienestar europeo" han llevado a Grecia al extremo. Veremos cómo se recomponen las condiciones financieras en Europa, cuando una reducción sustancial de la deuda pública griega y un mayor gasto público sean planteados por Syriza a la Unión Europea. Impactará en el euro, las bolsas y hasta en futuros procesos similares en los próximos meses y años.

felipearizmendi@gmail.com