A igual razón, igual derecho

“Chávarry se amoscó. Cayó en la cuenta de que peligraba su asunción al mando. Y pensó, probablemente emulando a su antecesor, en reunir a un grupo de periodistas”.

Mariella Balbi
Mariella Balbi

Cuentan en la Fiscalía que cuando el hoy ex fiscal Pablo Sánchez fue objeto de una denuncia constitucional en el Congreso, se afectó mucho y se puso nervioso. Tuvo una reunión pública con el Consejo de la Prensa Peruana. Pero también solicitó los servicios de una importante empresa de comunicaciones para que le gestionara un encuentro –privado– con periodistas líderes de opinión. Suponemos que los contrarios a tal denuncia constitucional.

Podríamos averiguar los nombres fácilmente, pero no tiene importancia. Es normal que personas de alto rango escuchen –aunque a veces les entra por un oído y les sale por el otro– a los llamados (bien o mal) líderes de opinión. Cuentan también en la Fiscalía que luego de votarse en contra de la reelección de Sánchez en la Junta de Fiscales se estableció que Pedro Chávarry sería el sucesor.

Las cosas no quedaron ahí, lamentablemente. Hacia mayo, se comenzaron a ver las dudas de Sánchez respecto al cambio de mando. Mirando hacia atrás, podemos colegir que el ex fiscal ya conocía ampliamente, “de pe a pa”, el contenido de los audios. Aparecieron en los medios voces de abogados diciendo que la “garantía” para que el Ministerio Público fuera verdaderamente independiente radicaba en la permanencia de Sánchez en dicha institución.

Chávarry se amoscó. Cayó en la cuenta de que peligraba su asunción al mando. Y pensó, probablemente emulando a su antecesor, en reunir a un grupo de periodistas. Los medios en el Perú, como seguro ocurre en otras latitudes, están divididos políticamente hablando.

Nadie sabía que el ex vocal supremo César Hinostroza era el rey del cubileteo junto con su amigo Toñito Camayo. Patos de toda boda y solucionadores de cualquier problema de sus amigos. Provincianos antes, cultores del “cholo emergente”, como se escucha en los audios. Un deleite para la antropología humana. No sabemos si a Camayo lo metieron a la cárcel, ya con Chávarry en la Fiscalía, por los audios o por algo más.

Pero si a igual razón, igual derecho, en las redes se reclama justicia, recordando al ex ministro ppkausa que lanzó la elocuente expresión “cómo es la nuez” para la compra del voto del congresista Mamami, queriendo impedir la vacancia de PPK.

También nos cuentan que al haber aceptado Luis Favre su participación en la campaña de Susana Villarán, muchos piden que se investigue a quienes pusieron su rostro para el referéndum. Que esta ‘peccata minuta’ no nos haga perder de vista el caso Lava Jato con muchos más peces gordos y bastante más corrupción.

Tags Relacionados:

Pedro Chávarry

Ir a portada