notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Pero, si por alguna razón se respiran pequeñas partículas, dependiendo de la cantidad, puede causar la muerte. Un color característico es el rosa de la piel, gingivitis y se puede caer pelo, uñas y dientes en los niños. También puede haber daño permanente en el pulmón, cerebro o riñón. El mercurio inorgánico es tóxico cuando se le ingiere, dependiendo de la cantidad. Los síntomas pueden ser desde un reflujo hasta una hemorragia digestiva intensa. Si la cantidad ingerida es alta y entra a la sangre, puede producir daño renal, cerebral y ocasionar la muerte. El mercurio orgánico es el más severo. Puede producir daño solo en contacto con la piel. La severidad del daño depende de cuánto haya ingresado al cuerpo. Puede causar problemas en la piel, encías, vías respiratorias, adormecimientos, daño renal, daño cerebral y muerte.