Foto: David Vexelman.
Foto: David Vexelman.

Carlos Basombrío,Analista políticoAutor: Martín Hidalgo.mhidalgo@peru21.com

El exviceministro del Interior tiene claro que el presidente Ollanta Humala está dejando de lado los temas de real importancia para el país, como la seguridad ciudadana, distraído en la crisis ministerial generada por su esposa. El último escándalo del robo de gasolina en la Dircote, afirma, es un ejemplo de su falta de voluntad política para refundar la Policía.

Walter Albán ha sido ratificado en el Ministerio del Interior ¿Realmente podrá hacer algo con la inseguridad ciudadana que aqueja el país?Más allá de Walter Albán, porque es un problema que han tenido todos los ministros, no va a poder hacerlo porque no hay una visión clara del tema. Quieren curar un cáncer con curitas y pañitos fríos, y así no se puede. Es un problema de reformas profundas que incluye refundar la Policía.

¿Y depende solo del ministro?Si Albán se queda o se va es poco importante para la naturaleza del problema que, en realidad, tiene que ver con la falta de decisión y de voluntad política por parte del Presidente.

¿Y eso es por falta de conocimiento o por distracción?En parte porque tiene que dedicarse a armar estrategias frente a las crisis y porque no entiende el problema. En algún momento creyó que por ser militar comprendía el tema de seguridad y son cosas totalmente diferentes. Pero lo esencial es que no quiere jugársela a fondo contra la inseguridad. No quiere poner el cascabel al gato. Hay que tener coraje para hacerlo, si no se hacen cosas drásticas, la inseguridad seguirá creciendo.

Pero las medidas drásticas deben darse primero en la Policía.El robo de gasolina de los patrulleros es una viejísima práctica, y no se han tomado a lo largo del tiempo las medidas necesarias para evitarlo. Ahora hay mejores condiciones para luchar contra el robo que antes.

¿Cómo cuáles?Ahora se le puede poner el sistemas de gas a los patrulleros, que es más difícil de robar. Existe el GPS para monitorear a los vehículos. Pero nada de esto se ha hecho. La televisión ha descubierto algo que ocurre muy frecuentemente, y si se tomaran medidas radicales se podría abrigar esperanzas de que esto mejore relativamente.

¿Las acciones tomadas hasta el momento no abrigan esperanzas?Es evidente que el general (de la Dircote) sabía que la fiscal iba a intervenir y ese día hizo un papel de encubrimiento. Entonces, ¿qué hace el general en funciones? Tan evidente es que tiene algún nivel de responsabilidad que por lo menos se le debería suspender en el ejercicio de sus funciones. Así no tuviera responsabilidad estamos ante una situación en la que es jefe y tiene que asumir responsabilidad. Y al director general de la policía se le pasa el toro y nadie dice nada.

¿Quién debe poner mano dura?No me gusta esa frase porque suena a abuso pero hay que resolver problemas institucionalmente. He propuesto medidas muy radicales como la depuración de la Policía, el fortalecimiento de mecanismos de control reactivando la Oficina de Asuntos Internos…

¿Las medidas radicales deben venir del ministro?Sí, pero mientras tengamos un presidente que no le exija al ministro las medidas que se necesitan, las cosas seguirán igual.

¿Y el asesoramiento de Wilfredo Pedraza dónde queda?Habiendo visto la gestión de Pedraza, mucho para asesorar no tiene. Es una especie de puente, el que transmite las órdenes de Palacio hacia Albán. Fue en su gestión donde ocurrieron los hechos de López Meneses.

¿La sobreexposición de la Primera Dama se ha convertido en un problema mayor?Definitivamente. El hecho de que haya precipitado esta crisis de gabinete, el hecho de que Villanueva haya declarado que ella ha sido el principal motivo de su salida ha creado una situación inusual. Fíjese cuál es la magnitud que nadie habla del nuevo gabinete sino de la relación de ella con la crisis.

Una crisis donde juega en pared la pareja presidencial…Es éticamente cuestionable porque ellos llevaron a una persona para ejercer un cargo, no la dejaron, se tuvo que ir por eso y encima la ofenden. Y políticamente equivocado porque lo único que hacen es mantener el tema en el tiempo.

Aunque son ellos los que han pedido respeto a Villanueva.Nunca debieron permitir que el ministro Castilla vaya a la televisión a acuchillar al premier en el horario estelar. Eso habla muy mal de Castilla como persona. Es buen economista pero eso no cambia que lo que ha hecho es una maldad que no debe hacerse y que sigue rebajando el nivel de la política en el Perú.

¿Cuál será el perfil de René Cornejo?Sabe las reglas de juego, cumplir un rol administrativo y no político. No pongo en duda sus capacidades, me refiero al tema político.

AUTOFICHA

- Para Basombrío resulta una "barbaridad" la propuesta de vacancia del congresista Héctor Becerril. "Y el fujimorismo al avalarlo con su silencio, es cómplice", afirma.

- También asegura que Nadine Heredia está ejerciendo poder sin control. "Y está mal porque no tiene mandato popular ni delegado", dice.

- "Las sospechas de que (Nadine Heredia) busca visibilizarse como un actor político y con ello colocarse en camino electoral al 2016 han vuelto a aparecer", afirma.