MAL TIEMPO. Los aguaceros vienen causando estragos en diversos pueblos de la selva y la sierra. (Martín Pauca)
MAL TIEMPO. Los aguaceros vienen causando estragos en diversos pueblos de la selva y la sierra. (Martín Pauca)

Las lluvias torrenciales comienzan a causar estragos en el interior del país. Más de 10 mil pobladores del distrito de Quellouno, en la provincia de La Convención, han quedado incomunicados y desabastecidos como consecuencia de un huaico que se registró la madrugada de ayer, informaron fuentes locales.

Al respecto, la alcaldesa provincial de La Convención, Fedia Castro Melgarejo, precisó que el deslizamiento que ha bloqueado el ingreso a esta jurisdicción ocurrió a las 2 de la madrugada debido a las más de 20 horas ininterrumpidas de aguaceros que afectan la selva del Cusco.

Agregó que las precipitaciones pluviales, las mismas que se iniciaron a las 8 de la noche del día anterior al desastre, también ocasionó el desborde del río Quillabamba. Castro Melgarejo precisó que en Quellouno, donde hay 5 mil habitantes, peligra que este afluente nuevamente rebose. "El caudal ya ha crecido sobremanera dañando 250 metros de carretera e inundando 38 viviendas. Solo un pedazo de cerro evita que el torrente inunde toda la jurisdicción", sostuvo preocupada.

La burgomaestre añadió que otros pueblos aislados de Quellouno son Laco Llavero, Estrella, San Martín, Lucmapampa, Chirumbia y Santiago.

En ese contexto, solicitó al Ejecutivo y al gobierno regional que envíen maquinaria pesada para poder descolmatar el río Quillabamba y, así, evitar un desastre en Quellouno y en las partes altas de La Convencioón donde hay dos ríos que podrían desbordarse.

DATOS

- Tras el desborde del río Quillabamba, el distrito de Quellouno fue declarado en emergencia por su alcalde Jesús Lobatón.

- El burgomaestre recorre la zona prestando ayuda.