ELEFANTE BLANCO. Las salas y los ambientes de espera del nuevo nosocomio lucen vacíos. (César Fajardo)
ELEFANTE BLANCO. Las salas y los ambientes de espera del nuevo nosocomio lucen vacíos. (César Fajardo)

Las dos inauguraciones del Hospital del Niño de San Borja –realizadas por Alan García y por Ollanta Humala– resultaron ser grandes farsas.

A pesar de que el presidente Humala "puso en marcha" este establecimiento el pasado 26 de junio, las áreas de hospitalización aún no funcionan.

Es más, el Ministerio de Salud (Minsa) admitió ayer que recién la próxima semana se firmará un convenio con la sede de Breña para intercambiar pacientes y personal.

Además, muchos equipos médicos –que podrían servir para atender a miles de niños pobres– siguen embalados, como clara muestra de que nadie los ha utilizado.

Lo más grave es que no existe personal para atender a los pacientes, ni siquiera en emergencias ni en cuidados intensivos, según denunció el programa Punto final.

Esta es la situación del nosocomio, cuya infraestructura cuenta con tecnología de punta, 256 camas de hospitalización, 47 consultorios externos, 10 salas de operaciones y hasta un helipuerto.

CULPAN A MÉDICOSAl respecto, el Minsa informó que el nuevo Hospital de Niño está destinado solo para los pacientes derivados de otros nosocomios. No obstante, lamentó que, por la huelga médica, no haya personal que autorice los traslados.

Precisó que tenían programado trasladar en julio a los niños quemados del Hospital del Niño de Breña, pero que esto se postergó por culpa del mencionado paro.

TENGA EN CUENTA

-A través del Twitter, el exmandatario Alan García indicó: "Escandaloso que la 'reinauguración' del Hospital del Niño haya sido una farsa. No atiende y las máquinas encajonadas. Qué mezquindad".