Población celebró sentencia. (AFP)
Población celebró sentencia. (AFP)

NUEVA DELHI (EFE).– Nueve meses después del crimen, la Justicia india cerró la herida abierta por la violación mortal a una joven estudiante que conmocionó al país, con la condena a muerte a los cuatro acusados en medio de un gran fervor popular.

"Este caso es, sin lugar a dudas, extraordinario entre los extraordinarios y exige un ejemplar castigo con la muerte. En estos tiempos en que los crímenes contra las mujeres están en aumento, los tribunales no pueden cerrar los ojos", dijo el juez del caso Yogesh Khanna. Los sentenciados serán ahorcados.