Dudas y suspicacias. Palacio de Gobierno no habría actuado con la celeridad que ameritaba el caso. (USI)
Dudas y suspicacias. Palacio de Gobierno no habría actuado con la celeridad que ameritaba el caso. (USI)

ÓSCAR LIBÓNolibon@peru21.com

El pasado domingo, el presidente Ollanta Humala declaró que la noche del 12 de noviembre pasado, cuando el entonces ministro del Interior Wilfredo Pedraza le informó sobre el caso de la indebida custodia policial a la casa de Óscar López Meneses –un día antes de la difusión del destape periodístico–, ordenó "inmediatamente" la separación del cargo de "todos esos funcionarios", en alusión a los oficiales de la Policía Nacional que habían tenido relación con la gestión de ese resguardo.

Lo que no dijo el mandatario es que el tema no fue reportado, con similar diligencia, a la institución que iba a encargarse de la investigación del presunto delito, es decir, la Fiscalía, que recién logró intervenir la residencia del exoperador montesinista en la madrugada del 14 de noviembre, y solo para encontrar "dos celulares y un betamax", de acuerdo con la versión oficial del fiscal de la Nación, José Peláez.

En efecto, según se desprende de las versiones de la periodista Cecilia Valenzuela y el ministro Pedraza –recogidas por Perú21, transcurrieron más de 33 horas entre el momento en que el titular del Interior tomó conocimiento del caso y la diligencia que la fiscal a cargo de las pesquisas realizó en el interior de la vivienda de López Meneses, ubicada en el condominio de la calle Batallón Libres de Trujillo 209, en Surco.

¿Qué sucedió en esas horas previas a la publicación del caso por la prensa y por qué el Ministerio Público tardó tanto en ingresar a la vivienda de López Meneses? Aquí trataremos de responder a estas preguntas.

CUENTA REGRESIVAA las 4:10 p.m. –del martes 12 de noviembre–, Cecilia Valenzuela llamó por teléfono a Wilfredo Pedraza, luego de desarrollar una investigación periodística de cuatro meses junto a su equipo de Willax TV.

Esa tarde, Valenzuela le informó respecto a lo que había logrado documentar hasta ese momento: un indebido y excesivo resguardo policial a la casa del exoperador montesinista y asimismo al inmueble del padre de este, también en Surco.

En ese primer diálogo, Pedraza le contestó a la periodista: "Haremos una investigación sumaria y la pondremos de conocimiento para la opinión pública". Esto, de acuerdo con el registro de audio grabado por Willax TV.

Apenas terminó esa breve conversación, desde su despacho en San Isidro, el ministro comenzó a realizar llamadas telefónicas. Uno de los primeros a quien contactó fue al general Jorge Flores, director de la Policía Nacional (PNP), y estableció que el servicio de resguardo policial se estaba brindando en las direcciones que Valenzuela le había proporcionado. Y dispuso la ubicación de los documentos que sustentaban esa vigilancia policial.

Después, alrededor de las 5 p.m., se comunicó por vía telefónica con los mandos policiales responsables de esa custodia para saber su versión, aunque preliminar, de lo que había sucedido. Y también los convocó a su oficina.

Fue así que se contactó con los generales Luis Praeli, Sergio Monar, Carlos Gómez Cahuas y Aldo Miranda. Y, además, pidió explicaciones a los coroneles Walter Arrué, Egard del Castillo y al comandante José Arteta. En el transcurso de la tarde y la noche, los mencionados oficiales fueron llegando al despacho ministerial, uno por uno. En compañía del jefe de la PNP, Jorge Flores, el ministro del Interior los fue recibiendo en la oficina.

Luego de algunas horas de conversación con los referidos mandos policiales, se determinó cuál era el origen del caso: un memorádum del general Miranda fechado el 29 de mayo de 2012, en el que se disponía el resguardo al supuesto domicilio del almirante José Cueto, entonces al frente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA), pero que en realidad era la vivienda de Óscar López.

Al surgir el nombre del almirante Cueto como el que había solicitado esa vigilancia, Pedraza se comunicó telefónicamente con el marino, que se encargó de rechazar la versión de los generales de la PNP que lo implicaban en el caso. Para contrastar la declaración del jefe del CCFFAA, lo volvió a llamar por teléfono dos veces más. Estos diálogos telefónicos se realizaron entre las 7 p.m. y 8 p.m.

En ese lapso, Pedraza se contactó a través del teléfono con Cecilia Valenzuela y le concedió una entrevista que fue difundida al día siguiente.

Antes, poco más de las 6 p.m. el reportero Clark Valentín –de Willax TV–, que estaba en el área de la residencia de López Meneses, fue intervenido por efectivos policiales y fue conducido a la Comisaría de Chacarilla, donde lo retuvieron hasta las 8 p.m. En ese tiempo, se retiró la irregular vigilancia y se dispuso que un contingente de agentes de Inteligencia se desplegara en la zona.

EN PALACIODespués de las 9 de la noche, el ministro se comunicó con Palacio de Gobierno. El mandatario lo recibió a alrededor de las 10 p.m. Sostuvieron un diálogo en privado, sin la presencia de asesores.

Pedraza le comentó respecto al caso. El presidente llamó al ministro de Defensa Pedro Cateriano y efectuó su propia indagación preliminar.

A las 11 p.m., Humala y Pedraza dispusieron que se prepararan las resoluciones supremas y ministeriales respectivas para retirar de sus cargos a siete oficiales PNP. Y firmaron esos documentos que se publicaron al día siguiente en el diario oficial.

El ministro regresó a su oficina para continuar con la indagación.

Horas después, ya el miércoles 13 de noviembre, a las 3:52 a.m., Interior emitió un tuit con una nota de prensa sobre los mencionados relevos.

A las 6 a.m., en los puestos de venta de periódicos se leía en el titular de portada de El Comercio: "Operador de Montesinos involucrado con el gobierno", informe que adelantaba la difusión de la investigación y destapaba el caso.

Alrededor de las 2 p.m., la fiscal Norah Córdova fue hasta el domicilio de López Meneses, pero un vigilante particular no le permitió el ingreso. Aún no contaba con la autorización judicial correspondiente.

A las 9 p.m., Valenzuela emitió su programa en Willax TV en el cual propaló los resultados de la investigación periodística.

El jueves 14 de noviembre, a la 1:20 a.m., la fiscal a cargo del caso logró intervenir la residencia de Óscar López. No halló indicios relevantes para la investigación.

TENGA EN CUENTA

- El exprocurador anticorrupción Luis Vargas Valdivia afirmó que Pedraza debió informar sobre el caso López Meneses a la Fiscalía, para que interviniera el mismo 12 de noviembre, antes de la difusión del tema por la prensa.

- Añadió que se pudo haber coordinado previamente una acción conjunta con la Fiscalía o apelar a un fiscal de turno.