Es la hora de despertar valores

“El electorado ha comenzado respaldando la ponderación y la corrección, en vez del enfrentamiento y la virulencia”.

Es la hora de despertar valores

Es la hora de despertar valores. (Reuters)

Es la hora de despertar valores. (Reuters)

Editorial Perú21
Editorial Perú21

Hay un nuevo aire en la ciudad y en muchas partes del país. Lima se pronunció en las urnas y lo que ha dicho con la votación es que tiene ganas de vivir en una ciudad mejor, de apuntalar la construcción de otro tipo de país y de vivir una peruanidad con compromiso.

La sociedad en su mayor parte ha reflexionado acerca de la responsabilidad que tenemos los votantes al convertir a ciertos personajes en nuestras autoridades, y en los beneficios que tenemos al elegir a quienes estén lejos de las dudas y las sombras, como señalábamos en nuestra edición de ayer.

Ello porque el periodo 2015-2018 debe de ser uno de los más vergonzosos en el balance de las gestiones municipales y regionales en el país. Hemos visto cómo hasta en los días previos a la jornada electoral, la Policía arrestaba a malas autoridades que traicionaron su juramento y, por tanto, a sus electores.

En lugar de servir a un pueblo, más bien se sirvieron de los recursos del Estado que les encomendaron, creando mafias y cometiendo delitos cuyo único fin era engrosar sus cuentas con cargo a los contribuyentes, claro está.

El hartazgo ante ese panorama ha llevado a que la ciudadanía castigue la arrogancia y la soberbia, la agresión y el ataque, la prepotencia y la matonería, los abusos y la impunidad porque hasta cuándo lo vamos a permitir. ¿Acaso las mejores ciudades del mundo se han construido sobre esos estilos?

El electorado ha comenzado respaldando la ponderación y la corrección, en vez del enfrentamiento y la virulencia. Es una coyuntura especial en la que parecen estar despertando los mejores valores de la república para luchar contra los antivalores que hemos dejado crecer por décadas perjudicando tremendamente a nuestra sociedad.

Lima ha elegido como nuevo alcalde a Jorge Muñoz, el Fenómeno Muñoz lo hemos llamado aquí, por el excepcional pero muy explicable repunte que lo hizo pasar de los pequeños a ganador. Y en el mapa electoral municipal y regional se han visto golpeados el fujimorismo y el castañedismo. Ello no es casualidad.

Extendemos un voto de confianza a la gestión capitalina que se iniciará el 1 de enero. Disfrutamos de ese nuevo aire que dejó la jornada de ayer, donde los protagonistas no fueron solo los elegidos sino sobre todo la ciudadanía y el alto civismo que mostró.

Tags Relacionados:

Lima

Elecciones 2018

Leer comentarios ( )

Ir a portada