notitle
notitle

A través de un documento judicial, la cantante Ana Torroja admitió que cometió delitos fiscales entre 2001 y 2007 al no pagar sus impuestos en España y por eso hipotecó sus viviendas en 1,3 millones de euros para saldar sus cuentas.

Según la revista TVNotas, la exvocalista de Mecano ya canceló 2 millones de euros para no ir a la cárcel, como solicitó la fiscalía española.

El caso de la cantante está dentro de la investigación conocida como 'Relámpago' que persigue el fraude fiscal.