notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Existen condiciones por las que desencadenan este fenómeno, como daño en los órganos productores de amilasa –páncreas y parótidas– o problemas por donde se elimina –los riñones–. No se sabe el mecanismo exacto para tener un nivel normal de amilasa; solo se hace el cálculo en base al promedio de individuos supuestamente sanos. Existen condiciones, como una pancreatitis, que elevan la amilasa; también determinadas alteraciones de la vesícula biliar o medicamentos que irritan el páncreas. La obesidad y el consumo de alcohol también pueden causar este mal. Al analizar las amilasas, se miden las que se producen en el páncreas (p) y en las parótidas (s).Existe una condición que se denomina macroamilasemia, por la cual la amilasa producida en la saliva no se elimina vía renal. El tratamiento es bajar de peso, consumir menos alcohol y suspender medicamentos. Si el problema es pancreático o vesicular, requiere otro tratamiento.