Solo quedaron cenizas. (Alan Benites/USI)
Solo quedaron cenizas. (Alan Benites/USI)

Tragedia en Trujillo. Dos hermanitas, de 3 y 5 años de edad, murieron carbonizadas luego de que su precaria vivienda, ubicada en la tercera etapa del sector Manuel Arévalo, en el distrito de La Esperanza, se incendiara a causa de una vela que, al parecer, las propias niñas habían dejado encendida.

Según narró la madre de las menores, Elizabeth Benítez, ella salió la noche del viernes a trabajar y dejó a sus niñas bajo el cuidado de su hermano mayor, un adolescente que también salió y dejó a las dos bebés solas. Benítez asegura que ni ella ni su hijo dejaron velas encendidas, por lo cual se presume que una de las niñas inició el fuego.

Aunque los vecinos intentaron apagar las llamas utilizando baldes con agua, no pudieron hacer nada y, minutos más tarde, las pequeñas Ariana y Maeli fueron halladas sin vida sobre su cama.