(Mario Zapata)
(Mario Zapata)

Tania Quispe,Jefa de la SunatAUTOR: GONZALO PAJARESgpajares@peru21.com

Se dice que Tania Quispe es la responsable de que Miguel Castilla sea ministro de Economía: ella lo presentó a Humala y a Nadine Heredia, quien es su prima. Hoy, como jefa de la Sunat, nos habla de sus funciones.

¿Quién tiene más poder: usted o el ministro Castilla?(Ríe). ¿Usted qué cree? Miguel es mi jefe. La Sunat está adscrita al Ministerio de Economía (MEF) y, en última instancia, el MEF es quien determina la política tributaria y, por ello, está al tanto de lo que en la Sunat se hace.

¿Y qué tan autónoma de la política es la Sunat?Para funcionar, la Sunat necesita un nivel de autonomía importante. Además, la ley así lo ordena. Por eso, ando muy a gusto porque somos autónomos.

La Sunat debería estar obligada a ser eficiente…Sin la Sunat, el Estado no tendría los ingresos necesarios para sus objetivos de desarrollo e inclusión social. Somos la única institución que genera ingresos, todas las demás generan gastos. Somos como el padre de familia que trae el pan al hogar.

¿Y por qué nos llevamos tan mal con nuestro 'padre'?(Ríe). Nos falta entender el rol de la Sunat, que es un canalizador de los recursos de todos los peruanos. También nos falta conciencia tributaria, saber qué significa pagar impuestos. Creemos que la Sunat viene a quitarnos nuestros recursos, pero no es así. Hace un par de años se hizo una encuesta: el 77% dijo que si la Sunat no los fiscalizaría no pagaría sus impuestos. Los peruanos pagan sus impuestos porque los controlamos, lo que hace más difícil nuestra misión… es increíble que no terminemos de entender que el desarrollo del país es, también, nuestro desarrollo.

Siempre he escuchado que el Perú necesita ampliar su base tributaria…Nosotros hemos tomado el toro por las astas. En dos años, nuestra gestión ha inscrito a un millón de nuevos contribuyentes: hoy tenemos alrededor de 6.5 millones, es una buena cifra, pero nos falta más. Pero no solo basta con que las personas se inscriban, sino que todos paguemos lo que tenemos que pagar… y eso no está pasando: nuestro nivel de evasión aún es muy fuerte. Por eso, hoy controlamos mejor sectores que antes no controlábamos, por ejemplo, medianos contribuyentes.

¿Cuál ha sido el resultado?El incremento de recaudación del 'mediano contribuyente' ha crecido en 20%; mientras que en 'principales contribuyentes' cayó; por ejemplo, en el sector minero la caída fue de 40%. Con esto hemos logrado 'compensar' nuestros ingresos, sacar recursos de dónde antes no los obteníamos: si nos comparamos con el 2012 estamos 'tas con tas'.

¿Llegaremos así a diciembre?Trabajamos en ello. Si el mercado externo nos sigue jugando en contra, es posible que nos veamos afectados, pero nuestro objetivo es, por lo menos, compensar lo que se está perdiendo, sobre todo en el sector minero.

Si un contribuyente crece, ¿por qué es bueno que cambie de régimen?En primer lugar, por conciencia tributaria: cada uno debe tributar donde debe, si mis ingresos son mayores, debo pagar más, y este es mi aporte al desarrollo del país. Y para el contribuyente es beneficioso porque si se le reconoce otra condición de ingresos, podrá formalizarse y tendrá una espalda mayor para, por ejemplo, pedir un crédito y obtener mayores réditos. Ser transparente cuesta, pero trae beneficios para crecer y proyectarse a otro nivel. Mentir sale muy caro.

¿Les aconseja a Castilla y a Humala qué política tributaria seguir o solo ejecuta?La interacción tiene que ser total. Si bien el MEF crea estas políticas, siempre le pide una opinión a la Sunat. Y créame, me escuchan, me tienen que escuchar… si no no les llega la plata (risas).

¿Es verdad que por usted Humala y Castilla se conocen?Ha pasado tanto tiempo de eso (ríe). Son especulaciones. Soy amiga de Miguel desde antes…

Pero usted los presentó…(Ríe). Eso se lo dejo a usted. En todo caso, hoy eso resulta una anécdota. Miguel está haciendo un trabajo de primer nivel, y todos estamos agradecidos por continuar con una política económica que nos está llevando hacia el desarrollo. Yo estaría feliz si se queda en el cargo hasta el 2016, y yo sé que tiene mucha voluntad de seguir apoyando al Perú… y yo también estaré allí.

Usted es prima de Nadine Heredia. ¿Las mujeres Heredia son de mucho carácter?Somos una familia de mujeres con mucha personalidad (ríe).

¿Quién manda en su casa?Somos personas muy tradicionales: hacemos que el hombre sienta su lugar en la casa. En mi hogar, mi pareja tiene la última palabra, y no es el famoso "sí, mi amor" (risas), sino que, en verdad, él es el jefe del hogar.

Eso no pasa en Palacio…Le digo algo, imagino que en Palacio pasa lo que en mi hogar: conversamos ampliamente, discutimos, nos escuchamos. Para construir un hogar, el respeto es fundamental.

AUTOFICHA

- Cuando ingresé a la Sunat no pensé en el sueldo. Me siento bien con lo que hago, estoy feliz de estar aquí: es mi compromiso de hacer algo bueno por el Perú.

- Cuando el Estado puso como tope un sueldo de 15 mil soles empezó a debilitarse, perdió buenos profesionales y recuperarlos cuesta mucho.

- Si queremos hacer del Estado un organismo capaz de atraer y retener talento, su estructura salarial debe modificarse. Y no se hace por cuestiones políticas.