Hay que ser más prudentes
Hay que ser más prudentes

El presupuesto pudo haber sido más austero porque, este año, el superávit fiscal será bajo, o incluso podría registrarse un déficit.

Quizá exista la posibilidad de ajustarlo porque otro problema que tendremos al cierre de 2013 es una menor recaudación tributaria por la caída de la minería. El Gobierno tiene que ser más prudente con el dinero que gasta porque no sabemos lo que va a pasar.

No obstante, es importante el dinero que se destinará a cerrar la brecha de infraestructura y que se destraben las inversiones.

En lo que resta del año, las exportaciones podrían recuperarse, pero esto es parte de lo que siempre sucede en esta mitad del año porque hay más envíos del sector agrario, e inclusive del pesquero. Pero, definitivamente, 2013 lo terminaremos con una caída de entre 5% y 7%.

Mientras tanto, la economía no superará el 5.5% en este año. Esta es la proyección de la mayoría de los analistas. Por eso resalto que, por ahora, deberíamos ser prudentes.