notitle
notitle

Carlos Carlín,Habla.Babasccarlin@peru21.com

Una vez más no iremos a un Mundial. 32 años de ausencia a la cita futbolera del mundo. 32 años de escuchar siempre los mismos lamentos: "Hay que cambiar a la dirigencia". "Trabajemos con las categorías inferiores". "Hemos mejorado". "Antes nuestra defensa era malísima, ahora no tanto". "Antes nos sacaban más la mugre, ahora ya no tanto". "Cambiemos a Burga". "En la Copa América quedamos ¡terceros!". "Hemos mejorado, pero hay que seguir mejorando". "Se está jugando mejor, pero no ha habido definición". O sea, no han habido goles. Pero ¿qué es el fútbol sin goles? ¿hasta cuándo vamos a soportar? No hay mal que dure 100 años, ni hincha que lo resista. ¿Cuál es la solución? Mi propuesta es no perder jamás la esperanza y para no perderla nunca, no debemos ganar nunca. Mantenernos en el fútbol como hace 32 años lo hacemos, conservando la derrota. De esa manera, nunca perderemos la ilusión de ir a un Mundial. Países como Sudán, Etiopía, Tanzania, Uganda, Ruanda, Mozambique, Congo, Pakistán, Afaganistán, Kazajistán, Uzbekistán, entre otros, nunca han ido a un Mundial; nosotros, en cambio, sí hemos ido ¡tres veces! Ya fuimos. ¿Para qué llegar al Mundial? ¿Para perder a los 7 minutos del primer tiempo del primer partido? La esperanza nos mantendrá vivos, hermanos, no la perdamos. Perder y perder en el fútbol nos puede volver campeones. Cambiemos el lastimero "¡sí se puede!" por un auténtico: "¡Sí se pierde!".