VÍA PARQUE RÍMAC. Obra hasta el Callao terminaría en 2015. (USI)
VÍA PARQUE RÍMAC. Obra hasta el Callao terminaría en 2015. (USI)

El incremento de los peajes de la Vía de Evitamiento es abusar de los ciudadanos pues aún ni siquiera se inicia una obra o mejora en dicha autopista.Así lo manifestó Armando Molina, exgerente de la Empresa Administradora de Peajes de Lima (Emape), al señalar que la Municipalidad de Lima utiliza "falsos argumentos" para justificar dicha medida.

"El señor Arzubialde pretende engañarnos diciendo que, con el dinero de la recaudación, se va a modernizar y ofrecer servicios en Evitamiento. Esto es falso, pues esta vía ya contaba –desde el 2003– con unidades de servicio de auxilio mecánico y con cámaras de vigilancia", sostuvo.

Indicó que, por el contrario, actualmente dicha vía luce abandonada, "sin señalización, con guardavías en mal estado y con personas de malvivir que habitan en la berma central".

"No hay ninguna obra, en la misma Evitamiento, que justifique esta alza. Es lógico el malestar de la gente por esta medida arbitraria", dijo.

El exfuncionario recordó que en febrero la comuna limeña entregó los peajes a las concesionarias Rutas de Lima y Vía Parque Rímac. Ambas empresas brasileñas, no obstante, aplicaron el alza de las tarifas tiempo después.

"La orden de la alcaldesa Susana Villarán fue no hacer un incremento inmediato pues se aproximaba el proceso de revocatoria y ella no quería ser impopular. Ya segura en el cargo, la cosa cambió", finalizó.