Hermetismo. Hay poca y confusa información sobre las víctimas. (AP)
Hermetismo. Hay poca y confusa información sobre las víctimas. (AP)

IN AMENAS (AFP).– Numerosos extranjeros seguían desaparecidos tras el asalto lanzado por el Ejército argelino para liberar a los rehenes de un comando islamista en una planta de gas del Sahara, acción que habría dejado numerosos muertos.

El portal mauritano ANI, utilizado frecuentemente como canal por grupos islamistas, aseguró que siete extranjeros –tres belgas, dos estadounidenses, un japonés y un británico– seguían en manos del comando, vinculado a la red Al Qaeda.

En tanto, una fuente de seguridad argelina indicó que los foráneos que permanecen secuestrados son 10.

Según esa fuente, citada por la agencia oficial argelina APS, "18 terroristas y 12 empleados argelinos y extranjeros murieron" en la operación lanzada el jueves por las fuerzas especiales en el campo gasífero de Tiguentourine, cerca de In Amenas, a 1,300 kilómetros al sudeste de Argel.

Un informe previo de APS señalaba que el operativo permitió liberar a 573 rehenes argelinos y a unos 100 extranjeros, y daba parte de 30 foráneos desaparecidos.

Trabajaban en ese lugar centenares de argelinos, así como personal estadounidense, británico, japonés, noruego, filipino y un irlandés.

El grupo denominado 'Los que firman con la sangre' propone canjear a sus rehenes por dos detenidos en Estados Unidos bajo cargos de terrorismo, y exige a Francia negociar el fin de la operación militar que lanzó este mes contra los islamistas que a mediados de 2012 conquistaron el norte de Mali.

SABÍA QUE

- El Gobierno de Estados Unidos descartó negociar con los islamistas, y aclaró que no hará canje de rehenes por terroristas. Pidió máximo cuidado para preservar sus vidas.