A TODA PRUEBA. Trabajadores buscan nuevas oportunidades. (USI)
A TODA PRUEBA. Trabajadores buscan nuevas oportunidades. (USI)

En la última década, la pobreza se redujo sustancialmente pues pasó de afectar al 54% de la población a un 27% al cierre de 2011, sostiene Gustavo Yamada, experto de la Universidad del Pacífico.

Actualmente, los hogares que dejaron de ser pobres son los responsables de una parte del consumo, de la construcción de nuevas urbanizaciones y de la mayor demanda de alimentos, refiere.

Sin embargo, se hallan expuestos a los vaivenes del mercado porque son informales, tanto en sus propios negocios como trabajando para otras empresas. No poseen derechos laborales ni los activos para protegerse ante una eventualidad.

SUBEMPLEADOSPese a que ha crecido el acceso a la compra de viviendas y al sistema financiero, actualmente el 60% de la Población Económicamente Activa en el ámbito nacional es informal, comenta Yamada.

Solamente en Lima Metropolitana hay 1.7 millones de subempleados, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Asimismo, solo unos 2.6 millones de trabajadores en la capital cuentan con algún tipo de seguro de salud.

TAMBIÉN LOS SHOCKSAdemás de la informalidad, cualquier shock interno o externo podría poner en riesgo a esta población, advierte el Banco Interamericano de Desarrollo.

Se trata del 35% de los peruanos que ya no son pobres ni viven en zonas urbanas, pero que cada vez acceden a más servicios, asegura la entidad multilateral.

Son familias que viven en los conos de Lima y, principalmente, en las regiones de Trujillo, Piura, Ica, Cusco, Arequipa y Huancayo.

Pero, si se quedan sin empleo o si pierden sus negocios, podrían convertirse muy rápidamente en subclase media, indica.