No reconoce errores. Le pide a la población un voto de confianza a favor del mandatario. (César Fajardo)
No reconoce errores. Le pide a la población un voto de confianza a favor del mandatario. (César Fajardo)

No hubo mea culpa. El premier Juan Jiménez acusó a la oposición de haber iniciado una campaña de desprestigio contra el mandatario Ollanta Humala, lo que ha originado –aseguró– el descenso en la aprobación a su gestión. "Hemos visto una campaña sistemática de la oposición en diversos temas. Hay fuerzas políticas que buscan afectar la confianza del Gobierno", enfatizó en respuesta a la popularidad del presidente de la República que, según Ipsos, ha descendido hasta el 33%.

Jiménez pidió a la población que le dé un voto de confianza al mandatario: "Lo importante es que el pueblo sepa que el Gobierno es serio y que trabaja con transparencia. Eso también debería valorarse".

A su turno, la ministra de la Mujer, Ana Jara, sostuvo que los resultados de las encuestas no reflejan el trabajo que hace el presidente. A diferencia de Jiménez, ella sí hizo un mea culpa. "Si hay que hacer un mea culpa, es por no haber dado a conocer los avances del Gobierno", dijo al programa Agenda política. "No hemos sabido comunicar a tiempo las reformas, es un error, y quizás el presidente de la República no ha sabido ser lo suficientemente comunicativo", añadió.

Entre tanto, los congresistas fujimoristas Octavio Salazar y Pedro Spadaro coincidieron en señalar que los desaciertos de Humala, en los dos años de gestión, son los que le han pasado la factura.

Spadaro indicó que, hasta el momento, el Gobierno no ha mostrado un rumbo claro. "Incluso, la economía está siendo manejada en piloto automático", expresó el legislador.

SABÍA QUE

- El jefe de Estado, Ollanta Humala, ha descendido 15 puntos en solo siete meses, según la encuesta de Ipsos. Registra su nivel más bajo de aprobación en sus dos años de gobierno.

- A nivel nacional urbano, el 69% de la población dice que el mandatario no cumple lo que promete. El 44% lo desaprueba por el aumento de la delincuencia.