TESORO PREÍNCA. Restos tendrían 1,300 años de antigüedad. (Difusión)
TESORO PREÍNCA. Restos tendrían 1,300 años de antigüedad. (Difusión)

Una cámara funeraria de 1,300 años de antigüedad en perfecto estado de conservación –que alberga 63 momias y mil 200 objetos de oro y plata, así como otros metales que pertenecerían a la cultura Wari– fue encontrada por arqueólogos polacos y peruanos en la zona de Huarmey.

"Se trata de uno de los descubrimientos más importante del último siglo pues es la primera vez en la historia de la arqueología peruana que se halla una tumba del imperio Wari", manifestó el polaco Milosz Giersz, director del proyecto de investigación que se ejecuta en el lugar.

El arqueólogo precisó que la tumba –de 4.50 metros de largo, 3.50 de ancho y 1.50 de profundidad– fue descubierta en la zona denominada 'Castillo de Huarmey' y, en su mayor parte, conserva cuerpos femeninos en posición vertical, con ajuares de joyas de incalculable valor, lo cual indica realeza y sugiere que las mujeres wari tuvieron más importancia de la que se pensaba.

Giersz refirió que, entre los cuerpos hallados, 57 corresponden a personajes de la nobleza wari. En tanto, los seis cuerpos restantes no tenían fardos y posiblemente fueron víctimas de un sacrificio ritual.

Los arqueólogos señalaron a National Geographic que mantuvieron su trabajo en silencio por miedo a que las tumbas fueran saqueadas y se perdieran los valiosos objetos.