RECHAZO. Asháninkas advirtieron que no permitirán invasiones. (USI)
RECHAZO. Asháninkas advirtieron que no permitirán invasiones. (USI)

La Policía logró identificar a dos de los siete madereros que fueron asesinados el último jueves por nativos asháninkas, quienes les dispararon con escopetas cuando ingresaron a sus territorios, en el sector de Selva de Oro, ubicado en Tsomaveni, en el distrito de Pangoa. Se trata de Emanuel Vásquez Paredes (32) y de Juan Masa. Este habría contratado a un grupo de 10 personas para colonizar tierras rurales.

Según la denuncia presentada ante la Primera Fiscalía Provincial Mixta de Ayna-San Francisco, que despacha Ricardo Mendoza Pareja, los jóvenes Imer Umar Castro Piñango (26) y Ever Joel Gutiérrez Rúa (21), que formaban parte del grupo, lograron escapar e informaron de la matanza a Marco Vásquez Yamunaqué, padre de una de las víctimas.

De acuerdo con la versión de los testigos, Masa los contrató para ocupar tierras vírgenes y realizar cultivos agrícolas en la comunidad de Tsomaveni, la cual forma parte del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). Sin embargo, los miembros de la comunidad nativa, al sorprenderlos en plena actividad, repelieron la incursión en forma desmedida pues usaron escopetas para matar a mansalva a siete de los 11 colonizadores.

Hasta el momento, los cuerpos de las víctimas no han podido ser recogidos. No obstante, tras el diálogo de las autoridades con los jefes del centro poblado y la intervención del alcalde de Selva de Oro, William Sanabria, los nativos permitieron que los familiares de los siete madereros ingresaran a sus territorios para intentar ubicar los cadáveres.

Personal de la Comisión Multisectorial para la Pacificación y Desarrollo Económico y Social del VRAEM también partió ayer a la zona, que está a cuatro horas de viaje desde Pichari. Empero, hasta el cierre de la presente edición, el grupo no había retornado a Satipo.

DATOS

- Se informó que, de ubicarse los cuerpos de los madereros asesinados, estos serán trasladados a la base militar de Tsomaveni para, luego, ser llevados a Satipo en helicóptero.

- El caso viene siendo investigado por la Segunda Fiscalía Mixta Provincial de Satipo y por la División de Investigación Criminal de Mazamari.