notitle
notitle

Estuve en Perú por vacaciones. En el aeropuerto luego del check-in perdí mi DNI, felizmente viajé a Tumbes con mi licencia de conducir; sin embargo, mi preocupación era cómo hacer para recuperar mi DNI fuera de Lima. Para mi sorpresa, esa misma tarde, de camino de Tumbes a Cancas, entré por mi celular a la web del Reniec, donde indicaban el procedimiento, pagué vía electrónica el costo del duplicado y me pidieron que indicara dónde podía recogerlo, en mi caso la oficina de Tumbes era la más cercana. Si hubiera estado en Lima me hacían entrega de mi DNI en mi casa (proceso que recién empieza en algunos distritos). Los siguientes días veía cómo iba el proceso, que demoró tres días el envío, pero por ser feriado. Fui a la oficina de Tumbes, me pidieron algunos datos, mi firma, huella y con eso me entregaron mi DNI. En esos momentos me sentí mal y el personal me atendió rápidamente. Resalto esta experiencia porque si todas las entidades del Estado tuvieran al ciudadano como su principal compromiso, como la Reniec, otra sería la apreciación de nuestra población y de las empresas para apostar más por el Perú. Gracias Reniec por tan buenas prácticas de servicio público.