ERAN UNIDOS. La amistad del ‘Pep’ con Vilanova se acabó. (EFE)
ERAN UNIDOS. La amistad del ‘Pep’ con Vilanova se acabó. (EFE)

El tercer protagonista hizo su aparición. Si primero fue Josep Guardiola quien atacó a la dirigencia del Barcelona, y luego respondió el presidente Sandro Rossel, esta vez le tocó al DT 'culé', Tito Vilanova, contraatacar a su par del Bayern.

"He intentado evitar siempre los temas personales y solo hablar de fútbol, pero escuché a 'Pep' y creo que no estuvo acertado, me sorprendió", expresó Vilanova. "No creo que nadie de la junta directiva me haya utilizado para atacarle", agregó el técnico, desmintiendo así las afirmaciones de 'Pep'. Además, Vilanova ratificó que Guardiola no lo visitó en Nueva York –donde se trató de un cáncer–, como él esperaba.

"Cuando estuve dos meses haciendo tratamiento, no nos vimos, y no fue mi culpa. Es mi amigo y le necesitaba, pero él creyó que no tenía que estar a mi lado. Yo hubiera actuado de otra forma", aseguró Vilanova.

TENGA EN CUENTA

- Según medios de España, la enemistad entre Vilanova y Guardiola empezó en abril del 2012, cuando la dirigencia anunció a Tito como sustituto del 'Pep'.