Su relación preocupaba. (AP)
Su relación preocupaba. (AP)

La obsesión de Josep Guardiola por controlar a sus jugadores cuando dirigía al Barcelona lo llevó a recurrir a la agencia de detectives Método 3. Según la web El Confidencial, el club habría pagado cinco mil euros para seguir al back Gerard Piqué, sobre todo cuando inició su romance con Shakira en 2010. Los detectives informaron que Piqué solía tomarse unas copas en su bar preferido, que a veces llegaba a casa de su madre a las 2:00 a.m. y que una vez dio negativo en un control de alcoholemia tras un concierto de Alejandro Sanz. 'Pep' también 'siguió' a Deco y Ronaldinho.