Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

- Si de algo solía jactarse la izquierda peruana, era del monopolio de la pureza: todos eran corruptos, menos ellos. Pero ya se acabaron esas pretensiones angelicales: Villarán con la Caja Municipal, Martín Belaunde manipulando con La Primera en Áncash, los defenestrados rojimios presidentes regionales Acurio (Cusco) y Viñas, Santos en Cajamarca… Y se acaban de revelar inquietantes vínculos entre el comunista presidente regional de Junín Cerrón con Martín Belaunde. Y el tan adorado lulista PT brasileño es una cueva de ladrones, al igual que la 'Bolioligarquía' chavista venezolana. ¡Jua, jua, jua!

-¿Va a escribir Humberto Campodónico algo sobre este colosal escándalo de corrupción en su empresa modelo Petrobras? Y algún día este señor nos explicará por qué desde la presidencia de Petroperú –nefasta empresa que el torpe de Fujimori debió desaparecer– fomentó que se despilfarren US$3,500 millones de un país pobre en esa cafetera vieja que es la refinería de Talara.

-¡Qué graciosa la bronca entre las mujeres del Congreso por el parlamentario Víctor 'El Graduado' Isla! ¡Que se cuiden la Solórzano y Mrs. Robinson, que por allí las también simpaticonas Luciana León o Verónika Mendoza tercian por este DiCaprio loretano! Como cantaban Simon & Garfunkel en El graduado: "Hide it in a hiding place/ where no one ever goes/ put it in your pantry with your cupcakes/ it's a little secret/ just the Robinsons' affair/ most of all, you've got to hide it from the kids ("Ocúltalo en un escondite/ donde nadie nunca va/ ponlo en tu despensa con sus pastelitos/ es un secretito/ solo el "cherry" de los Robinson/ sobre todo, tienes que esconderlo de los chicos").

Ir a portada