NO VA MÁS. Romero fue nombrada el 5 de diciembre de 2012. (César Fajardo)
NO VA MÁS. Romero fue nombrada el 5 de diciembre de 2012. (César Fajardo)

Ya era hora. La directora ejecutiva de Qali Warma, Guiselle Romero, no va más en esa función. Ayer, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social aceptó su renuncia al programa, que, desde hace seis meses, está en el ojo público por los constantes casos de intoxicación de niños.

La salida de Romero, que ganaba más de 22,700 soles mensuales, se oficializó un día después de conocerse que 15 estudiantes de Ucayali sufrieron fuertes dolores estomacales luego de recibir pan crudo en el desayuno. Qali Warma –declarada en "revisión"– siempre culpó a los proveedores.

Según un preinforme de la Comisión de Fiscalización del Congreso –que se discutirá este miércoles– las denuncias suman 300, desde alimentos malogrados y con hongos, hasta con pericotes.

Consultado por Perú21, el congresista fujimorista Julio Gagó señaló que la interpelación a la titular del sector, Mónica Rubio, "debe seguir" si la salida de Romero no significa el cambio de este "fracasado" modelo. Dijo que, en todo caso, la bancada evaluará la situación esta semana.

TENGA EN CUENTA

- Solo en la segunda quincena de setiembre, 150 niños se intoxicaron en Apurímac y Huancayo. También se registraron casos en Ate.

- Diversos políticos cuestionaron la existencia de Qali Warma, que atiende a 3 millones de pequeños.