Protestas. Bonaerenses bloquean las vías para pedir que se solucione la crisis eléctrica. (Reuters)
Protestas. Bonaerenses bloquean las vías para pedir que se solucione la crisis eléctrica. (Reuters)

BUENOS AIRES (Agencias).– El gobierno argentino reiteró que evalúa sanciones e incluso rescindir los contratos a las empresas de energía eléctrica por los cortes de luz en la ciudad de Buenos Aires y su periferia.

Como hizo en los últimos días, advirtió que considera un esquema para que el Estado se haga cargo de la distribución de electricidad.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, volvió a responsabilizar a las empresas Edenor y Edesur por la falta de suministro eléctrico que en algunos puntos de la ciudad y del conurbano bonaerense lleva más de diez días.

El funcionario justificó las protestas de los usuarios que se manifiestan y cortan algunas calles en reclamo por los problemas en el servicio.

A su vez, deslindó la responsabilidad del gobierno por la crisis energética en el marco de la ola de calor que se mantiene desde hace varios días.

Capitanich sostuvo que las empresas Edesur y Edenor "son las únicas responsables del servicio y deben ejecutar los planes de inversión correspondiente", bajo apercibimiento de sanciones.

MÁS PROTESTASUn grupo de personas cortó la autopista Dellepiane, que une la capital con las localidades vecinas al suroeste y con el aeropuerto internacional de Ezeiza. Además otros vecinos bloquearon una avenida en el barrio de Boedo, en el oeste de la capital, y bomberos tuvieron que rescatar a ancianos de 800 departamentos de dos torres que están sin luz desde hace más de 20 horas.

TENGA EN CUENTA

- Argentina sufre su peor ola de calor de los últimos 43 años por lo que el consumo de electricidad aumentó abruptamente.

- Tres personas han muerto por la ola de calor.