PEGALÓN. Embajador demostró no tiene nada de diplomático y, el mismo día de la golpiza, se escudó en su inmunidad. (Difusión)
PEGALÓN. Embajador demostró no tiene nada de diplomático y, el mismo día de la golpiza, se escudó en su inmunidad. (Difusión)

Su permanencia un día más en Lima se ha vuelvo insostenible y la indignación por su comportamiento es unánime. Tal como lo adelantó Perú21 en su edición de ayer, el Gobierno oficializó –mediante un comunicado– el pedido a Ecuador para que retire a su embajador Rodrigo Riofrío Machuca, quien agredió física y verbalmente a dos mujeres.

"La información de fuente oficial disponible hasta el momento amerita el pedido que ha sido formulado al Gobierno de Ecuador para que considere el retiro de su embajador", indicó la Cancillería.

Si bien inicialmente el presidente Ollanta Humala habría preferido expresar su malestar solo por los canales internos, al final optó por hacer pública la solicitud para acelerar la salida del citado diplomático.

AUMENTA EL RECHAZODurante todo el día, las manifestaciones de condena se dieron una tras otra. La primera dama Nadine Heredia enfatizó que en el Perú "nadie tiene derecho a maltratar a una peruana" y se solidarizó con las agredidas, Cristina Castro y su hija. "Nuestro total rechazo al abuso y a la violencia contra la mujer", remarcó en el emporio comercial de Gamarra.

Desde el Congreso, el titular de la Comisión de Relaciones Exteriores, Víctor Andrés García Belaunde, dijo que espera que el presidente Rafael Correa envíe a "un nuevo embajador con mejores modales y una mayor educación".

A su turno, el presidente del Parlamento, Víctor Isla, también consideró que Riofrío debe ser reemplazado.

Asimismo, el diplomático fue declarado persona no grata por la Municipalidad de Magdalena, en cuya jurisdicción tiene su residencia y en donde se perpetró la golpiza.

La comuna realizó un acto de desagravio a las víctimas. "Que sea un embajador no significa que nos pueda agredir y maltratar. Fue humillante. Ahora que el Gobierno pidió su retiro estoy feliz, se hizo justicia", manifestó Cristina Castro tras la ceremonia.

Además, ratificó su denuncia y señaló que el momento más duro fue cuando vio a su hija golpeada por Riofrío.

En tanto, el alcalde de Magdalena, Francis Allison, intentó 'lavarse la cara' luego de que su municipio no quiso colaborar con este caso argumentando que no tenía los videos de la agresión. Sin embargo, ayer no le quedó más remedio que admitir que las cámaras de seguridad de su distrito sí registraron las imágenes del hecho, pero, según indicó, no se logra distinguir nada.

ECUADOR SE PRONUNCIAFrente a este escándalo, el gobierno de Correa envió a Lima a su vicecanciller, Marco Albuja, para que se informe "detalladamente de la situación".

Antes de partir de Quito, este funcionario escribió en su cuenta de Twitter que "al parecer, la información está distorsionada intencionalmente" y que investiga el caso para actuar con justicia. Albuja tenía previsto reunirse anoche con el canciller Rafael Roncagliolo.

Esta actitud disgustó al congresista fujimorista Juan Díaz Dios, quien advirtió la intención de blindar al diplomático. Sostuvo que el presidente Humala debe expulsar a Riofrío, al que llamó "cobarde".

Por su parte, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño –también en redes sociales– lamentó lo sucedido y señaló que tomarán una decisión tras obtener información directa de los hechos. Veremos.

CONDENA TOTAL

- Los ecuatorianos también condenaron el comportamiento de su embajador. En Twitter, calificaron la agresión como una "vergüenza" y reclamaron un pronunciamiento contundente de su gobierno.