CAUSA. Ola de calor provocó fuerte aumento del consumo eléctrico. (AP)
CAUSA. Ola de calor provocó fuerte aumento del consumo eléctrico. (AP)

BUENOS AIRES (Reuters).– El Gobierno argentino amenazó con estatizar las principales distribuidoras eléctricas del país, Edenor y Edesur, debido a la suspensión en el suministro del servicio en vastas zonas de la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores.

Las altas temperaturas de los últimos días, en momentos en que está por comenzar el verano austral, dispararon el consumo eléctrico, provocando la interrupción del servicio durante varios días en algunas zonas de la capital argentina y el cordón urbano que la rodea.

"Aquí hay responsables y son las dos empresas que se tienen que encargar de la prestación del servicio. Si no están dispuestos a prestarlo como la gente merece, nosotros estamos dispuestos a hacernos cargo", señaló el jefe del Gabinete Jorge Capitanich.

La infraestructura de distribución eléctrica argentina está en crisis por la falta de inversiones, pero las distribuidoras eléctricas reclaman al Gobierno la actualización de las tarifas, que están congeladas desde el 2001, pese a que hay una inflación del 25% anual en los últimos años.

SABÍA QUE

- Edenor, propiedad de la argentina Pampa Energía y Edesur, controlada indirectamente por la italiana Enel, son las principales distribuidoras eléctricas de Buenos Aires y sus alrededores.

- El corte del servicio ocurre todos los veranos.