notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21www.parentalidad.pe

Esta nueva generación que nace y crece frente a una pantalla es llamada la Generación Z. Nos asombra la capacidad de conexión de sus miembros con la tecnología y nos asusta la cantidad de información a la que están expuestos, además de la cantidad de horas que navegan y juegan con este medio, con lo cual dejan de lado otras actividades como leer libros, jugar simbólicamente o tener una buena conversación en la sobremesa.

Pero, en verdad, son chicos de carne y hueso que piensan y sienten como nosotros. Solo pasa que entre ellos y la vida cotidiana hay diversos aparatos –tecnología con la que han nacido– que hace que lean más e-books y menos libros de papel, y que conversen más a través del chat que cara a cara.

En vez de asustarnos y satanizar estas maneras de vivir, propongo empezar a conocer su mundo, la tecnología, sus juegos. Y mientras nosotros aprendemos sus códigos, les vamos ofreciendo también los nuestros, conversando, apagando los celulares en la mesa, y con ello los convencemos de que los contactos reales, las sobremesas, el decirse a los ojos "te quiero" (y no solo con un emoticon) es interesante también.

TAGS RELACIONADOS